PAÍS

Otro exjefe del Ejército detenido: ministra Rutherford ordena arresto del general (r) Humberto Oviedo

Oviedo se negó a declarar ante la magistrada y fue trasladado al Batallón de Policía Militar de Peñalolén, el mismo lugar donde Rutherford envió desde el 14 de febrero pasado a otro exjefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba. “A nosotros nos parece que esta detención atenta contra todas las garantías y derechos de mi representado”, se quejó su defensa. El exjefe castrense arriesga un procesamiento por malversación de caudales públicos por uso de gastos reservados.

Por obstrucción a la investigación, el ex comandante en Jefe del Ejército, general en retiro Humberto Oviedo, fue dejado bajo arresto por orden de la ministra en visita extraordinaria de la Corte Marcial, Romy Rutherford. Ahora, la jueza tiene 5 días para determinar si somete a proceso al exjefe castrense por malversación de caudales públicos por uso de gastos reservados.

La magistrada tomó la drástica decisión luego de que el ex jefe de la institución castrense se negara a prestar declaración. Como estaba previsto, en la jornada de hoy, Rutherford tenía contemplado interrogar a Oviedo en calidad de inculpado por el uso de gastos reservados cuando dirigió la institución entre 2014 y 2018.

De ese modo, Oviedo fue trasladado al Batallón de Policía Militar de Peñalolén, el mismo lugar donde Rutherford envió desde el 14 de febrero pasado a otro ex jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba.

Fuente Alba permanece en prisión preventiva procesado por malversación de caudales públicos por más de 3.500 millones de pesos vía gastos reservados, que se suma a la reciente formalización por lavado de dinero por parte del Ministerio Público.

“Gallito” con Rutherford

Para el abogado de Oviedo, Gonzalo Rodríguez, la decisión de la ministra Rutherford es “de la máxima gravedad” y recurrirán a todas las instancias para revertir su resolución.

“A nosotros nos parece que esta detención atenta contra todas las garantías y derechos de mi representado. Vamos a ejercer todas las acciones que en Derecho correspondan, pero nos parece que no responde a lo que hoy día existe como un Estado de Derecho democrático y con los mínimos de garantías constitucionales que todas las personas sometidas a los tribunales tienen”, dijo el profesional.

La ministra Rutherford y la defensa del general (r) Humberto Oviedo han sostenido un permanente “gallito”.  En diciembre, Oviedo ya prestó declaración en la arista “empresas de turismo”. Pero luego recurrió al Tribunal Constitucional (TC) para pedir suspender la investigación en su contra, lo que fue acogido por el tribunal.

Es más, el pasado miércoles, los abogados de Oviedo recurrieron nuevamente al TC para oficiar al Ejército si la jueza ha solicitado información de su representado, y si es así, qué antecedentes se le remitió al tribunal.

El jueves 13, luego de conocerse la solicitud del general (r) Oviedo, la ministra emitió un comunicado asegurando que ha sido respetuosa de la resolución del TC y que no había hecho “ninguna diligencia que diga relación con el imputado Oviedo” en “la denominada arista empresas de turismo”. Ahora, una vez que se conoció la nueva citación a declarar, la defensa del general (r) presentó un recurso de amparo preventivo en la Corte Marcial para suspender la diligencia, que no fue acogida.

De acuerdo a la lógica de la defensa de Oviedo, “la causa se encuentra suspendida y el Tribunal Constitucional solicitó diligencias tanto al Ejército como la ministra para efectos de saber si se continúa investigando al general Oviedo (…) Existen indicios que mi representado está siendo investigado en circunstancias que la causa está suspendida”.

Entre las acciones a seguir, Rodríguez señaló que las alternativas son recurrir de amparo y presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional bajo el argumento de que “se está vulnerando su resolución a nuestro juicio, de que efectivamente está decretando diligencias en su contra”.