Sin candados: corte mantiene el acceso libre a la playa Mónaco de Pichilemu - El Mostrador

País

PAÍS

Sin candados: corte mantiene el acceso libre a la playa Mónaco de Pichilemu

por El Mostrador

26 febrero, 2019

Sin candados: corte mantiene el acceso libre a la playa Mónaco de Pichilemu

Crédito: Vía Twitter @alebravoh

La familia Jaramillo recurrió a la justicia, luego que la ministra (s) de Bienes Nacionales Alejandra Bravo llegara junto a Carabineros a su propiedad e hiciera trizas los candados que impedían el acceso a la playa. Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Rancagua rechazó la orden de no innovar presentada junto al recurso de protección.

Compartir esta Noticia

La Corte de Apelaciones de Rancagua rechazó este martes la orden de no innovar presentada por Elisa Jaramillo, quien pretendía el cierre del acceso a la playa Mónaco de Pichilemu.

Jaramillo recurrió a la justicia mediante un recurso de protección, luego que el pasado 19 de febrero, en una mediática acción, la ministra (s) de Bienes Nacionales Alejandra Bravo llegara junto a Carabineros a su propiedad. En el lugar, la secretaria de Estado procedió a cortar los candados que estaban en un portón que impedía el acceso al mar, y procedió a cursarle el primer parte del país bajo la Ley Playas Abiertas.

Si bien el recurso de la familia fue acogido a trámite, la orden de no innovar que buscaba volver a instalar el cierre fue rechazado por el tribunal de alzada rancagüino.

Así lo explicó Michel González, presidente de la Corte de Apelaciones de Rancagua: “La orden de no innovar fue rechazada por estimar que no existe una petición concreta y es muy ambiguo (...) el acceso a la playa debe continuar abierto hasta que se resuelva en definitiva lo que va a suceder por esta Corte de Apelaciones".

De acuerdo a la familia Jaramillo, la acción de Bienes Nacionales “ha vulnerado sus derechos, por actos de autoridad, ilegales y arbitrarios, perturbando su derecho a vivir tranquilamente, limitaciones ilegales a su derecho de propiedad, daños en bienes públicos como playas adyacentes, y también en propiedad privada".

Según los recurrentes, “la propiedad privada es la base del orden social y económico, que en un Estado de Derecho como la República de Chile, debe protegerse”.

Sin embargo, pese a la polémica con la familia del sector, la subsecretaria ha sido enfática en defender su acción en terreno: “Las playas son de todos los chilenos. Esta es la cultura que se debe imponer frente a los que creen que las playas son de ellos", dijo.

Noticias Relacionadas

Multimedia