País

PAÍS

“Ruidos semejantes al precursor de un sismo”: vecinos de La Reina se indignan y presentan recurso contra Metro por tramo de la línea 3

por El Mostrador

21 enero, 2019

“Ruidos semejantes al precursor de un sismo”: vecinos de La Reina se indignan y presentan recurso contra Metro por tramo de la línea 3

“La marcha blanca ha deteriorado gravemente la calidad de vida de más de 100 familias. Comienza en la madrugada y termina a altas horas de la noche y el intervalo de pasos del metro es cada cuatro minutos”, señaló uno de los vecinos.

Compartir esta Noticia
  • 0

“Vibraciones y ruidos semejantes al precursor de un sismo” denuncian algunos vecinos de La Reina con respecto a las externalidades negativas del tren de la línea 3 del Metro de Santiago –que se encuentra en marcha blanca– por debajo de sus hogares.

Según consigna Emol, los vecinos, junto con representantes políticos de la comuna, ingresaron un recurso de protección y una orden de no innovar en contra de la compañía estatal para que no se inaugure el tramo entre Plaza Egaña y Fernando Castillo Velasco hasta que no se resuelva el problema.

“La marcha blanca ha deteriorado gravemente la calidad de vida de más de 100 familias. Comienza en la madrugada y termina a altas horas de la noche y el intervalo de pasos del metro es cada cuatro minutos”, señaló uno de los vecinos.

Y agregó: “Hay problemas de salud en algunas personas que ya tenían algunas dolencias, que se han agravado, y otras que no las tenían ahora las tienen. Aquí hay dos derechos fundamentales establecidos en la Constitución: que es el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación, de energía, de ruido y vibraciones y por otra parte, el derecho a la salud física y psíquica”. Además, comentó que Metro estaba en conocimiento desde noviembre, desde los inicios de la marcha blanca, y “dijo que se iban a formar mesas técnicas de trabajo para solucionar el problema. Han pasado dos meses y no ha ocurrido”.

Asimismo, el diputado por la comuna, Tomás Hirsch (PH), señaló que “hemos tenido una reunión con el presidente de Metro (Louis de Grange), él sabe el problema, lo reconoce, lo asume, sin embargo los tiempos y los plazos que da para la solución son absolutamente inaceptables, son más de 10 meses y es imposible mantener una calidad de vida decente durante ese tiempo”.

Noticias Relacionadas

Multimedia