Las diferencias que genera en la derecha chilena la controvertida figura de Jair Bolsonaro - El Mostrador

País

PAÍS

Las diferencias que genera en la derecha chilena la controvertida figura de Jair Bolsonaro

por El Mostrador

9 octubre, 2018

Las diferencias que genera en la derecha chilena la controvertida figura de Jair Bolsonaro

El ganador de la primera vuelta presidencial en Brasil no concita unanimidad en la derecha chilena y su valoración va desde un apoyo irrestricto, hasta un respaldo parcial e incluso el rechazo. El más entusiasta ha sido José Antonio Kast, quien alista las maletas para ir a Brasil a apoyarlo en la campaña del balotaje, mientras el Presidente Sebastián Piñera le dedica elogios, pero sólo en lo económico. En la vereda opuesta, Hernán Larraín, dijo que en “Evópoli nos alejamos de proyectos más bien extremos y populistas” y el UDI Jaime Bellolio aseguró que el ex militar representa “una democracia anti liberal, que es justo lo contrario de lo que yo creo”.

Compartir esta Noticia

El diputado y capitán retirado del Ejército, Jair Bolsonaro, se transformó en el gran triunfador de las elecciones generales en Brasil. El candidato a la presidencia por el Partido Social Liberal logró 49.276.896 votos y se medirá el próximo 28 de octubre en segunda vuelta ante el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad.

Desde que se oficializó su campaña, Bolsonaro ha levantado olas de indignación por sus comentarios racistas y homofóbicos. Pese a ello, muchos en Brasil lo ven como el hombre que puede acabar con la inseguridad que golpea al país. Y, en Chile, no pocos opinan lo mismo.

Sobre el tema, la derecha chilena ha manifestado opiniones diversas, que van desde un apoyo irrestricto, parcial y hasta rechazo. El apoyo más entusiasta vino desde el ala más conservadora de este sector, encabezada por José Antonio Kast, quien prepara una gira a Brasil para sumarse a la campaña de Bolsonaro. Según consignó La Tercera, los principales dirigentes de Acción Republicana, la agrupación que lidera el ex candidato presidencial, llegaron el sábado al país atlántico y estuvieron el domingo en la concentración que encabezó Bolsonaro en la ciudad de Río de Janeiro, invitados por el comando central del abanderado del Partido Social Liberal (PSL).

En ese sentido, el círculo del ex militante de la UDI ha estado principalmente en compañía de Allan Dos Santos, filósofo, conductor del canal Terca Livre TV e integrante del equipo del llamado "Trump de Brasil". Además,los miembros del movimiento han estado coordinando con el equipo de campaña un viaje de Kast a ese país, con el objetivo -según detallaron- de que realice una gira junto al abanderado brasileño.

Un discurso más matizado tuvo el Presidente Sebastián Piñera, quien si bien apoyó el programa económico de Bolsonaro, argumentando que "apunta en la dirección correcta", aclaró que "hay una gran incertidumbre" y recordó, además, que ha escuchado a Bolsonaro “una cosa homofóbica y cierto lenguaje muy agresivo con las mujeres”.

Quien sí marcó una opinión distinta fue el diputado de la UDI Jaime Bellolio, quien en el programa "Quien lo Diría" aseguró que si tuviera que votar en segunda vuelta lo haría nulo. “Un candidato representa la ideología de la corrupción y la impunidad (…) y el otro es una democracia anti liberal”, explicó.

"Votaría nulo, por ninguno de los dos, porque uno representa la ideología de la corrupción y la impunidad y esa izquierda trasnochada del Foro de Sao Paulo, que en el lugar donde ha estado lo que hace es debilitar la democracia y se cae a pedazos y el otro es una democracia anti liberal, que es justo lo contrario de lo que yo creo", dijo. A juicio de Bellolio, "las dos opciones son justo lo contrario de lo que yo creo".

Por su parte, la presidenta de la UDI, Jaqueline Van Rysselberghe, dijo a Pauta que el resultado es una buena noticia para América Latina: “Es muy rescatable que después de un ciclo político donde en América Latina reinó la izquierda, hoy comience a ganar la derecha en distintas formas y manifestaciones”, dijo.

No obstante, lanzó ciertas críticas al candidato, argumentando que "creo que Bolsonaro hizo una campaña muy al estilo Trump, tratando de llegar hasta el extremo de las situaciones y cayendo, en algunos casos, en frases o conceptos que por lo menos a mí me parecen bastante desafortunados. No me gustaría que en Chile se llegara a expresiones que rayan en las descalificaciones, creo que nuestro país se ha caracterizado por tener una política más bien basada en el respeto”.

Quien rechazó con más vehemencia el triunfo de Bolsonaro en primera vuelta fue el presidente de Evópoli, Hernán Larraín: “Pienso que este es un llamado de atención para Chile y para todos los países de la región para que veamos qué es lo que ocurre cuando los países se ven enfrentados a la corrupción, que destruye la confianza de la ciudadanía en los partidos y en el sistema político y terminan optando por opciones extremas".

Adicionalmente, Larraín sostiene que es legítimo que figuras de la derecha o centroderecha, José Antonio Kast y Manuel José Ossandón, celebren el triunfo de Bolsonaro y muestren sus preferencias a través de las redes sociales, y que será la ciudadanía la llamada a evaluarlos. “Desde Evópoli, sin embargo, nos gustan proyectos moderados y de centroderecha moderna. Nos distinguimos y alejamos de proyectos más bien extremos y populistas y lo hacemos respecto de cualquier país en el mundo”, dijo.

En una línea más críptica, el también militante de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, escribió en redes sociales que "cada cual carga con sus culpas en la proporción que a cada uno cabe. PT gobernó durante años".

Otras opiniones

El presidente de RN, Mario Desbordes, entregó su apoyo al candidato, haciendo el siguiente análisis: "En las urnas ha quedado claro que hasta ahora el electorado ha dado un golpe fuerte al Partido de los Trabajadores (PT). La ex Mandataria, Dilma Rousseff, quien es amiga de la Nueva Mayoría, ha perdido por paliza".

"Además, tienen un ex Presidente preso. Para mí es más positiva la posibilidad de un gobierno de Bolsonaro (en la segunda vuelta) que uno del PT”, manifestó el timonel.

Otro político que entregó su apoyo fue el senador UDI, Iván Moreira, quien a través de una carta publicada en El Mercurio dijo que "la gente se aburrió de los gobiernos de izquierda, que no se han hecho cargo de las demandas de la ciudadanía y han empobrecido y endeudado a sus países".

"Los brasileños votaron por pragmatismo, no por un voto ideológico, y se produjo precisamente por el cansancio de nefastas administraciones", añadió.

Se debe, para él, a que las gestiones de Lula da Silva y Dilma Rousseff "fueron nefastas y terminaron con presidentes encarcelados y destituidos, lo que da cuenta de que las cosas no se estaban haciendo de buena forma".

"Por ello, ahora buscan en la centroderecha, más que un giro ideológico, una buena gestión que entregue estabilidad y prosperidad al país. El continente está volcando sus esperanzas en nuestro sector, encomendándonos la responsabilidad de superar las dificultades internas y pensar en el desarrollo", complementó.

Noticias Relacionadas

Multimedia