El estilo, las redes y los negocios del incombustible Cristián Varela - El Mostrador

País

Dirigente de Colo-Colo y la ANFP niega conflictos de interés

El estilo, las redes y los negocios del incombustible Cristián Varela

por Felipe Saleh

2 enero, 2013

El estilo, las redes y los negocios del incombustible Cristián Varela

Es gerente de Chilefilms, el holding de la industria audiovisual más grande del cono sur, entre cuyos clientes locales se cuenta el CDF, propiedad en parte de la ANFP donde es vicepresidente. Sus vínculos se extienden desde el grupo Said a través de su mujer, que lo emparenta también con un importante clan en la UDI, hasta el canciller, Alfredo Moreno, a quién conoció como estudiante en Chicago, pasando por el mundo del fútbol y las marcas de lujo.

Compartir esta Noticia

Cristián Varela es un sobreviviente. Estuvo en la directiva de Colo-Colo con Eduardo Menichetti, cuando el club ganó su máximo título internacional en 1991 y siguió con Peter Dragicevic, cuando la institución fue declarada en quiebra. Claro que su nombre no quedó, como el de Dragicevic, convertido en sinónimo de malos manejos.

Al contrario. Con el diseño propuesto por el grupo de inversionistas que lideró la corredora Larraín Vial, Cristián Varela Noguera, presidente del Club Social y Deportivo Colo-Colo, la corporación, quedó al frente del directorio de la concesionaria Blanco y Negro S.A.

La nueva sociedad anónima recaudó US$ 31 millones cuando salió a la Bolsa en julio de 2005, y al segundo trimestre de este año se mantenía con fuertes pérdidas. A la fecha Blanco y Negro vale poco menos de US$ 60 millones de dólares.

Varela estuvo hasta 2007 al frente del directorio. Era presidente cuando entraron a la propiedad Sebastián Piñera y Gabriel Ruiz-Tagle. Ambos contaban los papeles del club como uno de sus negocios más queridos, antes de entrar al gobierno.

Chicago Boy

Cristián Varela Noguera no está vinculado a ningún partido político. Pero aparece en las listas de los 77 jóvenes con antorchas en el cerro Chacarillas, junto a Pinochet en 1977.

Casado con María Angélica Eluchans Urenda, su cuñado Edmundo Eluchans es diputado de la UDI, sobrino de Beltrán Urenda, ex parlamentario gremialista y el patriarca del grupo dedicado a los negocios navieros, que tiene sus estandartes en Interoceánica y Agunsa.

La mujer de Varela es accionista junto al grupo Said de empresas como Cruz Blanca y Parque Arauco, de esta sociedad participa también el ex ministro de Pinochet, Orlando Sáez.

Cristián Varela estudió Ingeniería Civil en la Universidad Católica. En los ’80 partió a hacer un MBA a la Universidad de Chicago, donde frecuentaba un grupo de estudio entre otros con el actual canciller, Alfredo Moreno, y Francisco Pérez Mackenna, ejecutivo histórico del grupo Luksic y hermano del ministro de Vivienda, Rodrigo Pérez Mackenna.

Películas, fútbol y ropa de lujo

El negocio de Varela está ligado a dos áreas glamorosas.

Por un parte, es gerente de Chilefilms, un holding de la industria audiovisual que vende más de US$ 150 al año, con dos cadenas de salas (Hoyts y Cinemundo), una distribuidora (Andes) y presencia en cinco países del cono sur.

Uno de sus clientes importantes en Chilefilms es el Canal del Fútbol, del que la ANFP posee el porcentaje mayoritario, pero no el control ni la administración, a cargo de la familia de Jorge Claro. Desde aquí surge un cruce para muchos indebido. Varela es vicepresidente de la ANFP, que tiene un porcentaje del CDF y, a la vez, presidirá el comité organizador del Mundial Sub-17 que se hará en Chile el 2017.

Uno de sus clientes importantes en Chilefilms es el Canal del Fútbol, del cual la ANFP posee el porcentaje mayoritario, pero no el control ni la administración, a cargo de la familia de Jorge Claro.

Desde aquí surge un cruce para muchos indebido. Varela es vicepresidente de la ANFP, que tiene un porcentaje del CDF y, a la vez, presidirá el comité organizador del Mundial Sub-17 que se hará en Chile el 2017.

Por otro lado, el negocio familiar de Varela está en la ropa de lujo. Desde que Cecilia Noguera, su madre, tuviera una boutique en los 70, que él y sus hermanos, han seguido explotando en Chile franquicias de marcas como Versace, Lochcarron o Pringle, cuyos sweaters se venden desde US$ 500.

La importadora Units, que distribuye estas marcas, pertenece a sus hermanos Francisco y Carolina, esta última ex esposa de Nicolás Ibáñez, que se querelló contra el fundador de D & S por violencia intrafamiliar.

En tanto, el propio Varela tiene junto a sus hijos la franquicia de la marca española Adolfo Domínguez, famosa por ser la preferida de la Princesa de Asturias, Doña Letizia Ortiz.

 Pancho no es tan malo

Fuera de los negocios Varela es un político. Su puesto en Colo Colo es antes que nada estratégico. Reelegido presidente de la Corporación en una peleada elección contra Marcelo Barticciotto en 2010, Varela controla el disminuido padrón de socios que tienen derecho a poner dos directores en Blanco y Negro, pero según reveló Ciper hace algunas semanas, sería un “espejo” de la concesionaria, más que un real contrapeso a la gestión de Blanco y Negro.

La última elección en que Varela quedó al frente de la corporación de Colo Colo estuvo marcada por una agresión de un grupo a Barticciotto, su rival en las elecciones.

Su prestigio entre los hinchas ha caído en picada, salvo entre un grupo que lidera el barrista Francisco Muñoz. Varela tuvo palabras elogiosas para “Pancho Malo”, después de que un jugador lo denunciara por amenazas. “Le deseo todo el bien, lo conozco y creo que es una buena persona. Ha tomado caminos equivocados, aunque espero que recapacite. Él es un colocolino y quiero verlo en el estadio, apoyando", dijo a TVN.

Las habilidades de Cristián Varela calzan perfecto con el estilo de la ANFP que encabeza Sergio Jadue. El ingeniero fue elegido vicepresidente y es quien ha dado la cara en momentos de crisis.

Por ejemplo, antes que Claudio Borghi saliera de la Selección, Varela fue el encargado de negar que el entrenador se iría, cuando la decisión ya estaba tomada.

Luego, cuando la partida de Borghi era un hecho salió a explicar el modo en que ocurrió el despido: dentro del camarín del equipo. Según él porque “la situación se dio” de esta manera.

Salir jugando

En abril de 2011 Varela le quitó la cámara a un hincha que intentó fotografiarlo en el Barrio Rojo de Amsterdam, durante una gira de la selección por Europa. Primero negó el incidente. Pero un equipo de Mega fue testigo de su paseo por el famoso distrito. Días después Varela leyó un comunicado reconociéndolo y pidiendo disculpas.

En agosto dijo que renunciaría a su cargo en Colo-Colo incompatible con sus nuevas funciones en la organización del mundial. Luego se dio plazo hasta noviembre y ahora fijó su salida de la corporación (también es presidente de la inmobiliaria que controla el estadio Monumental) para febrero, antes de irse a Zürich donde la FIFA lanzará el campeonato el 13 de ese mes.

Varela es experto en “salir jugando” a su manera. Frente al conflicto de interés que hay por el cruce entre sus cargos en la ANFP y el negocio de Chilefilms con el CDF, Varela dijo a Ciper que entre las dos empresas no había un contrato formal sino lazos de “confianza”. Pronto Matías Claro, ejecutivo de CDF, precisó que sí hay un acuerdo formal desde 2003 y que se sustenta básicamente en que Chilefilms es el único capaz de proveer un contrato de ese tamaño.

Varela será el jefe del comité organizador del mundial que deberá ser transmitido por alguna señal local. Ante la posibilidad que este negocio quede en manos del CDF y su proveedor Chilefilms, el empresario ha dicho que no ve el conflicto. Según él, los derechos para televisar el campeonato los decide la FIFA.

Por estos días Varela se ha dedicado al trabajo dirigencial en la asociación de fútbol, lo que incluye defender al español Jorge Segovia, otro vicepresidente de la ANFP. Esto, pues aunque diga que el empresario hispánico debe renunciar a causa del escándalo judicial en el que está involucrada la Universidad SEK —de su propiedad—, deja claro que Segovia “es un hombre honorable”. Sin embargo, a pesar que los días del polémico dirigente están contados, nunca se sabe cuando pueda volver, y seguramente Varela estará ahí para recibirlo.

Noticias Relacionadas

Multimedia