Mercados

OPINIÓN

Los efectos de la guerra comercial

Los efectos de la guerra comercial

por Srdjan Radic Dewar

9 de agosto de 2019

Los efectos de la guerra comercial

Ahora se espera que los aranceles mutuamente perjudiciales conduzcan a un acuerdo mediante el cual China liberalice sus políticas comerciales, momento en el que se eliminarán las barreras a la importación.

Compartir esta Noticia

La guerra comercial entre Estados Unidos y China amenazará el crecimiento global de 2019, lo que socavará la confianza y aumentará los precios para los consumidores

Economistas remarcan que las medidas aduaneras terminan siendo costeadas por las empresas y los consumidores, debido a que incrementan el precio de los productos importados.

Las políticas comerciales del presidente Donald Trump de Estados Unidos son una preocupación importante. La agenda comercial de la administración está impulsada por la desacreditada idea mercantilista de que vender cosas (exportaciones) es bueno y comprar cosas (importaciones) es malo. La ironía es que Trump y algunos de sus principales asesores comerciales comparten esta visión equivocada con los chinos.

De hecho, la administración de Trump está en lo cierto al afirmar que los chinos han restringido durante mucho tiempo las importaciones y la inversión extranjera ( mientras se involucran en el robo de tecnología, ya sea directamente o mediante transferencias obligatorias). Pero el intercambio de aranceles de importación entre Estados Unidos y China en el último año es malo para ambos países.

Muchos asumen que el conflicto comercial perjudicará a China más que a EE.UU., dado que el segundo exporta mucho más al primero que lo que este exporta a China.

Pero la pérdida de las importaciones chinas impondrá una carga importante a la economía estadounidense.

Trump ha comparado la seguridad nacional con la seguridad económica. Los aranceles frenan las importaciones que luego son reemplazadas mágicamente por la producción nacional.

Ahora se espera que los aranceles mutuamente perjudiciales conduzcan a un acuerdo mediante el cual China liberalice sus políticas comerciales, momento en el que se eliminarán las barreras a la importación.

El verdadero eje del problema es que la República Popular China va logrando una superioridad tecnológica respecto a Estados Unidos que la coloca en una mejor posición para avanzar en su desarrollo hacia una economía fortalecida, que la va a colocar en las próximas décadas a la vanguardia económica del planeta y que, a través del Plan de la Nueva Ruta de la Seda, ha generado un mecanismo que trae prosperidad no solo a su país sino también a otros pueblos del mundo, corroyendo con ello el sistema mediante el cual se usan las relaciones económicas internacionales como instrumento de opresión, subordinación y miseria para la mayor parte de la humanidad.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Noticias Relacionadas

Multimedia