Blogs y Opinión

Los pro y los contra de la meritocracia en Cancillería

Los pro y los contra de la meritocracia en Cancillería

por Alex Brito Ortiz

9 de enero de 2019

Compartir esta Noticia

Señor Director:

En los recientes artículos de prensa que han sido publicados en diversos medios de comunicación, sigue dando vuelta el caso de la Agregada Comercial de Chile en Nueva York. Sin el ánimo de bajarle el perfil a este nombramiento “insólito”, como muchos lo han calificado, déjeme decirle que esto forma parte de una acción natural que se viene arrastrando por años al interior de la Cancillería, sin que a la fecha se haya tenido la voluntad política de remediar este tipo de abusos. La meritocracia, no deja de ser solamente un concepto teórico al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores, que nunca se ha llevado a la práctica. Sin embargo, y en esto vuelvo a ser majadero y reiterativo, para señalar que la falta de una política de personal clara y transparente ha permitido y seguirá permitiendo este tipo de malas prácticas.

Asimismo, se suma a todo lo anterior, la discusión por nombramientos de funcionarios diplomáticos, que hoy ocupan altos cargos en nuestras Misiones Diplomáticas en el exterior. En esto habría que hacer una pequeña diferencia y detenernos en la trayectoria que funcionarios diplomáticos han tenido a lo largo de la carrera, lo que en algunos casos puntuales, ameritan nombramientos para altos cargos. Tal como dice el dicho: “El hábito no hace al Monje”. A que me refiero, a que muchos ciertamente algunos de ellos no cuentan con los títulos profesionales, sino solamente han egresado de las carreras universitarias en diferentes especialidades. Sin embargo, tenemos altos profesionales, con magister y cursos en universidades de prestigio internacional, que no son un real aporte a nuestra institución. Esta situación no solamente existe en la Planta de funcionarios del Servicio Exterior de Chile, sino también en la Planta de Apoyo Administrativo, donde nos encontramos con este tipo de situaciones a menudo.

Mientras no exista la real voluntad política de cambiar de raíz estas enquistadas prácticas, seguiremos estando en las portadas de noticias, no para enorgullecernos de la política exterior de Chile al mundo, sino para buscar todas las excusas de manera de justificar acciones reñidas con la ética.

Alex Brito Ortiz
Dirigente Gremial
Ministerio de Relaciones Exteriores

Compartir esta Noticia

Noticias Relacionadas

Multimedia