La economía de Trump es muy buena para las minorías - El Mostrador

Blogs y Opinión

OPINIÓN

La economía de Trump es muy buena para las minorías

La economía de Trump es muy buena para las minorías

por Karl W. Smith

8 de noviembre de 2019

La economía de Trump es muy buena para las minorías

A medida que crecen las oportunidades para las minorías raciales, los salarios también aumentan más rápido. En los últimos 12 meses, las ganancias salariales para los no blancos no solo han sido sustancialmente más altas que las de los blancos, sino también más altas que las estimaciones de economistas sobre inflación más productividad. Esto implica que los trabajadores minoría obtienen una mayor participación del PIB.

Compartir esta Noticia

A pesar de su reputación de ser racialmente divisivo, los índices de aprobación del presidente Donald Trump han subido entre la población no blanca en los últimos dos años. Si bien es imposible decir exactamente por qué, una explicación razonable es que la larga expansión económica de Estados Unidos ha sido particularmente beneficiosa para los trabajadores minoría.

Hay pruebas contundentes de que la retórica de Trump sobre la raza lo está perjudicando entre las minorías. Sin embargo, en la última encuesta de Gallup sobre la aprobación del trabajo presidencial, Trump se sitúa en el 20% entre los no blancos, mejor que el bajo nivel de 14% en enero. A modo de comparación, los índices de aprobación del presidente entre liberales y moderados autoidentificados son de 6% y 29%, respectivamente.

Si bien los tuits de Trump lo podrían estar perjudicando entre las minorías, la economía sin duda está ayudando. Como le gusta señalar al presidente, las tasas de desempleo entre afroamericanos, hispanos y asiáticos están en mínimos históricos (aunque es relevante tener en cuenta que los datos sobre las tasas de desempleo para asiáticos son del año 2000 en adelante).

Igual de importante, las brechas de desempleo entre negros y blancos e hispanos y blancos han alcanzado mínimos históricos. No es solo que el mercado laboral haya sido bueno; para las minorías, ha sido históricamente bueno.

Este patrón no es extraño durante las expansiones económicas. Entre más persiste un mercado laboral apretado, los empleadores están más dispuestos a considerar a solicitantes que alguna vez hubieran ignorado. Las redes sociales entre empleadores y comunidades marginadas se fortalecen, y las empresas mejoran en la atracción y retención de trabajadores minoría.

A medida que crecen las oportunidades para las minorías raciales, los salarios también aumentan más rápido. En los últimos 12 meses, las ganancias salariales para los no blancos no solo han sido sustancialmente más altas que las de los blancos, sino también más altas que las estimaciones de economistas sobre inflación más productividad. Esto implica que los trabajadores minoría obtienen una mayor participación del PIB.

Es irónico, por supuesto, que todo esto ocurra bajo un presidente que realizó una campaña no tan sutil para revivir a la clase trabajadora blanca. Las políticas de Trump, sin embargo, han funcionado en contra de esos objetivos. Los efectos de los recortes tributarios de la administración, y el fuerte gasto de los consumidores que generaron, se han sentido más en las áreas metropolitanas con una alta proporción de hogares más ricos. El gasto se ha destinado principalmente a los servicios, que son proporcionados por trabajadores locales.

Las zonas rurales y el corazón industrial, por el contrario, dependen mucho más de las exportaciones de productos agrícolas y de manufactura, y como tal, se han visto afectadas por la guerra comercial del presidente. Como resultado, es poco probable que Trump pueda aprovechar políticamente las mejores condiciones económicas para las minorías. Pueden apuntalar parte de su apoyo en la región del Cinturón del Sol, pero es poco probable que ayuden en la mayoría de los estados disputados.

La retórica tiende a dominar la narrativa política. Sin embargo, las políticas son mucho más importantes a la hora de determinar los resultados para los trabajadores. A sabiendas o no, la política de Trump ha sido más favorable para trabajadores minoría de lo que esperaban, y menos favorable a la clase trabajadora blanca de lo que prometió.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir esta Noticia

Noticias Relacionadas

Multimedia