Cosa de grandes: operación Scotiabank-BBVA Chile dejaría a 5 bancos con más del 80% de las utilidades de la industria - El Mostrador

Mercados

Acciones del banco se dispararon más de 20% en bolsa local

Cosa de grandes: operación Scotiabank-BBVA Chile dejaría a 5 bancos con más del 80% de las utilidades de la industria

por Héctor Cárcamo

1 septiembre, 2017

Cosa de grandes: operación Scotiabank-BBVA Chile dejaría a 5 bancos con más del 80% de las utilidades de la industria

Si se concreta la compra de BBVA Chile por parte de la firma de capitales canadienses, operación que estaría muy avanzada, la industria entrará en una fase de alta concentración, reforzada por la toma de control de CorpBanca a manos de Itaú. En créditos, Banco de Chile, Santander, BCI, Itaú CorpBanca y Scotiabank alcanzarán tres cuartos del sector. Al considerar a BancoEstado, los bancos pequeños quedan arrinconados. Solo los más grandes superan el 20% de Rentabilidad sobre Patrimonio (ROE), con niveles promedio de la industria que superan el 16% a julio de 2017. La operación es una amenaza para el BCI, que quedaría como el único sin las espaldas de un gigante global.

Compartir esta Noticia

La banca se sacó los guantes y en tres años está dando un salto en concentración acelerado. Esta semana se conoció el acuerdo firmado por Scotiabank y BBVA para que el primero adquiera el control de la operación en Chile del español BBVA.

El negocio, que podría superar los US$ 1.500 millones, implica una consolidación de un proceso de concentración de mercado iniciado hace ya una década, cuando el mismo banco norteamericano adquirió el Banco del Desarrollo en US$ 1.000 millones, acercándose al 6% del mercado.

Desde entonces y con ese precio, se confirmó la idea de que el mercado bancario chileno estaba consolidado, era un buen negocio y que cada punto de mercado costaba casi US$ 200 millones.

Pese a lo oneroso, la oleada extranjera para tomar el control del mercado local continuó. Más allá de pequeñas operaciones intermedias –como la salida de HSBC– los intentos por unir operaciones han venido impulsando el crecimiento de los actores del sector.

En 2013, CorpBanca anunció el acuerdo de fusión con Itaú, a cambio del cual, desde abril de 2016, los brasileños pasaron a tomar control de la entidad entonces controlada por Álvaro Saieh.

En ese momento tanto BCI como BBVA lucharon con Itaú por crecer en forma inorgánica, pero los cariocas jugaron todas sus cartas por llegar a CorpBanca.

Los mismos actores han vuelto a verse las caras en estas semanas, luego que se confirmará el desinterés de los españoles de BBVA por continuar en Chile. Ya habían dado muestras de aquello cuando en 2013 vendieron su negocio de pensiones (Provida) al grupo asegurador estadounidense Metlife, aunque en ese momento negaban que estaba la idea de vender el banco. En Chile ganan plata, pero no quieren estar en un mercado donde no están entre los top 3.

En el mercado local, para ganar dinero la banca requiere tamaño. Así lo comprendió Scotiabank, que en una década saltó de ser actor de reparto a disputar mano a mano con los grandes Banco de Chile y Santander, con casi el 20% del mercado, y con BCI y BancoEstado, que superan parcialmente el 10%.

La señal al mercado es clara: con un mercado más competitivo las economías de escala son claves y así lo muestran los números. Con excepción de dos bancos más pequeños, como Falabella y Ripley, solo los bancos más grandes superan el 20% de Rentabilidad sobre Patrimonio (ROE), con niveles promedio de la industria que superan el 16% a julio de 2017, según las cifras de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif).

Con esos niveles de rentabilidad, los bancos grandes como el Chile y Santander bordean cada año los US$ 1.000 millones de ganancias netas, objetivo que también busca Scotiabank en la misma línea de lo que ocurrirá con Itaú CorpBanca, que con el profundo cambio en las gerencias hecho el último año prepara un abordaje agresivo al mercado local, en línea con su objetivo de pelear los primeros lugares del mercado en cinco años, pese a que hasta hoy mantiene niveles de retorno insignificantes (menos de 4% a julio pasado).

El efecto sobre el mercado local de la salida de BBVA marca un antes y un después. Con la compra del banco donde es minoritario –y deberá evaluar si vende su parte o realiza una contraoferta– el grupo Said, controlador de Parque Arauco, Scotiabank bordeará el 12,5% del mercado de colocaciones en el país. Considerando el aumento a 13,5% de Itaú con la compra de CorpBanca, la industria se divide con claridad.

El grupo de cinco mayores bancos privados –Chile, Santander, BCI, Itaú CorpBanca y Scotiabank– concentrará el 75% de las colocaciones a empresas y personas que hoy superan los US$ 240 mil millones. La cifra representa un severo salto desde el 60% que marcaban los primeros cinco bancos privados al año 2010 y, si se incluye a BancoEstado, el 90% del mercado de créditos en la industria bancaria lo manejarán 6 instituciones.

Aunque el ejemplo de CorpBanca Itaú no confirma la hipótesis (por los bajos resultados que ha tenido en el primer año de fusión), si se acumularan al menos las ganancias de BBVA y Scotiabank, los mismos cinco bancos pasarán a concentrar más del 82% de las utilidades netas de la industria, que bordearon los US$ 3.000 millones en 2016, con el tipo de cambio al cierre de ese año.

El registro también concentra aún más las ganancias en los cinco mayores bancos privados, que al 2010 llegaban al 75%. Al sumar lo que alcanza BancoEstado, el 80% de las ganancias la obtendrán 6 entidades, dejando a una docena de instituciones repartiéndose.

De las utilidades de ese grupo de privados, casi dos tercios (63,3% a julio pasado) quedarán en manos de accionistas foráneos (incluyendo a Banco de Chile por el 50% que tiene Citibank), los que alcanzaron su peak de participación en 2016 con el ingreso de Itaú a CorpBanca, momento en el cual pasaron a concentrar sobre el 60% de la propiedad de las instituciones en Chile.

El más amenazado será el BCI, ya que de los grandes será el único sin espaldas de un gigante global y eso lo puede dejar vulnerable a la hora de defender su cuota de mercado. Ya Itaú Corpbanca es una amenaza. En el mercado estiman que, dado que su expansión a EE.UU. ha sido exitosa,  ahí podría estar la solución a su dilema.

Noticias Relacionadas

Multimedia