Generación M

Outdoor

Único equipo femenino chileno logra segundo lugar en Marathon Extreme de 506k

por Generación M

28 febrero, 2019

Único equipo femenino chileno logra segundo lugar en Marathon Extreme de 506k

Cruce de los Andes 2019 demostró una vez más cómo el deporte se convierte en una herramienta de integración entre Chile y Argentina. 506 kilómetros, 2 países, 3 días y 4722 msnm son los números que resumen esta aventura que emprendieron 13 mujeres el 21 de febrero en San Juan y terminó en Coquimbo.

Compartir esta Noticia
  • 0

Una competencia de Maraton non-stop por equipos, que se desarrolla durante el día y la noche atravesando la Cordillera de Los Andes en tres días, fue el desafío que enfrentaron una vez más los equipos de Chile y Argentina.

El recorrido que une las ciudades de San Juan y Coquimbo no es fácil. La altura máxima del paso es de 4722 mts. sobre el nivel del mar, donde la presión del oxígeno es el 50 % de lo normal. Las condiciones climáticas de esta Ruta Internacional Gabriela Mistral también son extremas: las temperaturas superan los 30ºC en los valles y desciende a varios grados bajo cero en la altura y cordillera.

Eso es lo que ha transformado a esta carrera en una de las pruebas de fondo más exigentes del mundo. Doce atletas de un equipo recorren cada uno 42 km hasta completar los 506 km. totales en una modalidad de posta.

Único equipo femenino en terminar

Empresas Anfibio y la Municipalidad de Vicuña se unieron para apoyar al equipo de 13 mujeres que soñaban con participar en la versión número 28 de la competencia.

Un grupo que partió entrenando hace un año, pero que en el preparación tuvo algunas bajas por diversas razones. Pero no se dieron por vencidas.

Algunas no se conocían pues provienen de distintos lugares del país: La Serena, Huasco, Santiago, Curauma y Talca. Algunas son veinteañeras y otras superan los 50. Solteras, casadas, con y sin hijos. Todas vivieron con pasión y compromiso esta maratón donde se generó un lazo firme y duradero.

Instagram: @valeesantis

La carrera

Cada corredora estuvo a cargo de superar las dificultades que cada relevo presentaba, superando las altas temperaturas, la noche, la altura, el desnivel, el viento, el frío cordillerano y la falta de sueño. Solo una no corrió por ser la reserva ante alguna lesión o dificultad, pero eso no significó que no participara. Durante tres días sin parar, las integrantes del equipo Anfibio-Vicuña se acompañaron y apoyaron desde una van, mientras se iban completando los relevos uno a uno.

"Fueron días muy agotadores, pero de una satisfacción indescriptible donde todo el equipo dio su 100% y aún más para completar esta dura prueba, que solo quien la vive sabe lo dura que puede ser", cuenta la capitana del equipo, Rosita Aguilera.

"Es una experiencia de vida, que nos deja grandes enseñanzas y un lazo de amistad que nos une. Como mujeres queremos inspirar a que muchas más se atrevan y sigan sus sueños y propósitos como nosotras lo hicimos", agrega.

Todo partió con el sueño de Rosita de armar un equipo femenino para esta competencia. Ella había participado varias veces en equipos mixtos y había visto la participación de grupos de solo mujeres, pero son la minoría. Este año el equipo Anfibio-Vicuña fue el único.

Solo tres corredoras habían participado antes. Para el resto era primera vez. Y si bien esta aventura no estuvo exenta de dificultades -una de ellas estuvo afectada por la altura-, las mujeres lograron continuar en carrera y cruzar la meta en la Avenida del Mar en Coquimbo el día 23 de febrero, quedando en segundo lugar.

Por eso esperan poder volver el 2020 y ganar el primer lugar, ya qué "hay equipo para eso y somos capaces de lograrlo".

El Cruce Los Andes está abierto para todos los equipos que se quieran inscribir. Las categorías son elite (todas las edades) y master (mayores de 40). Gana el equipo que, sumado todos los relevos tiene menor tiempo.

Noticias Relacionadas

Multimedia