Mundo

DW

MUNDO

PSOE y Podemos acuerdan negociar “gobierno de cooperación”

por DW

11 junio, 2019

PSOE y Podemos acuerdan negociar “gobierno de cooperación”

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, se reunió con Pablo Iglesias y pactaron comenzar encuentros para formar un Ejecutivo progresista.

Compartir esta Noticia

"Gobierno de cooperación”. Con ese concepto definieron los líderes de la centroizquierda española, Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos), el primer acuerdo alcanzado este martes (11.06.2019) en las reuniones que el presidente en funciones del gobierno de España sostuvo con distintos dirigentes políticos. Con Iglesias fue con el que logró mayor sintonía, en lo que parece ser el primer paso para lograr un pacto que dé sustentabilidad al Ejecutivo.

Tras una hora de reunión, ambos líderes se mostraron satisfechos con lo alcanzado: el acuerdo de comenzar reuniones más discretas para construir un gobierno progresista. "Gobierno conjunto, de cooperación, de coalición... Es lo de menos. Lo importante son los contenidos, construir un gobierno plural para afrontar los grandes retos de este país”, dijo Iglesias, tratando de quitar importancia al término recién acuñado por ellos mismos.

En el PSOE había satisfacción, pues Iglesias aceptó la idea, aunque puso sobre la mesa su pretensión de que Podemos tenga representación en el Ejecutivo, una proporcional a sus 42 escaños. Iglesias agregó que no concibe que se vete nombres de su partido y recordó que acá solo hay dos opciones: un acuerdo con Podemos o que Pedro Sánchez negocie con Pablo Casado (PP) o Albert Rivera (Ciudadanos).

Dudas con Podemos

Hasta ahora, los socialistas habían insistido en la intención de gobernar en solitario, mientras que Podemos había reclamado insistentemente un Gobierno de coalición. Sin embargo, Sánchez ha sido renuente a sumar a su Ejecutivo a miembros de Podemos, por lo que la idea que más fuerza toma es la de incluir en su gabinete a profesionales independientes del entorno de ese partido político de izquierda.

De cualquier forma, si Pedro Sánchez sumase a los 123 escaños del PSOE los 42 diputados de Podemos, le faltarían aún recabar los apoyos de otros grupos y todas las miradas apuntan a Compromís, PNV y PRC. A la derecha, en tanto, Sánchez les pidió que "no obstaculicen la formación de Gobierno” y que, para ello, tanto el Partido Popular como Ciudadanos "se abstengan en la investidura”. Así al menos lo explicó Adriana Lastra, portavoz socialista en el Congreso.

Pese a ello, Albert Rivera (Ciudadanos) dijo que lo lógico es que Sánchez llegue a acuerdos con sus "socios habituales”, los "populistas y nacionalistas”, y le ha trasladado al presidente en funciones lo que "ya sabe toda España”: que votará en contra de su investidura.  El popular Pablo Casado, en tanto, pidió al presidente en funciones que busque los apoyos que le faltan en los partidos regionalistas en lugar de mirar a los independentistas catalanes.

Compartir esta Noticia

Noticias Relacionadas

Multimedia