Mercados

MERCADOS

Algo huele mal en las millonarias compras de medicamentos de la Cenabast el año 2018

por Enrique Elgueta

1 abril, 2019

Algo huele mal en las millonarias compras de medicamentos de la Cenabast el año 2018

Según los datos disponibles, analizados por la ONG Observatorio del Gasto Fiscal, a partir del año 2013 comienza una evidente alza en las compras de la Cenabast, especialmente a través de licitación pública, pero el año 2018, por primera vez, el mecanismo más utilizado fue el “trato directo”. Esto se intenta justificar, por los responsables, argumentando que habría un único proveedor (principalmente en medicamentos para tratar el VIH y el cáncer), lo que no es real, ya que existen otros posibles oferentes, y también invocando situaciones de “Emergencia”, lo que tampoco es cierto, pues hay otros proveedores, ya sea del mismo producto o bioequivalentes. Llama la atención que uno de los laboratorios que más creció en ventas a la Cenabast el año pasado fue la transnacional GlaxoSmithKline –que fue representada por años por Juan Carlos Corbeaux, actual mandamás de las compras del organismo estatal–, empresa que durante el año 2018, en solo dos de los medicamentos analizados, pasó de venderle al Estado la suma de 7.182 millones de pesos, a 20.140 millones de pesos.

Compartir esta Noticia
  • 0

Las cifras no cuadran bien en las millonarias compras de la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud (Cenabast), entidad estatal dependiente del Ministerio de Salud, encargada de adquirir los insumos clínicos y medicamentos que requiere el sector público, ya sea para sus propios hospitales y centros de salud, como también para la concreción de las muchas políticas públicas en dicha área.

Las compras vía trato directo superaron el año 2018 las adquisiciones realizadas a través de licitaciones públicas, cuestión inédita para dicho organismo. Un reciente estudio de datos de la ONG Observatorio del Gasto Fiscal dio cuenta de que en el año 2018, por primera vez, las compras directas de la Cenabast alcanzaron los $239.962 millones, versus los $204.463 millones realizadas por licitaciones públicas.  

La Cenabast lo intenta justificar señalando que, del total de las compras directas, la suma de $186.205 millones se explica por el hecho de existir un solo proveedor del bien o servicio específico adquirido y, el resto, se habría debido mayormente a casos de emergencias, urgencias, imprevistos o por tratarse de adquisiciones inferiores a las 10 UTM.

Una respuesta claramente insatisfactoria, considerando que –según da cuenta el estudio de datos mencionado– habría más de un oferente para los distintos bienes en cuestión, y las compras catalogadas como de “emergencias” no serían tales, cual es el caso de la compra de leche, perfectamente previsible.

Desmenuzando cifras relevantes

Solo 10 productos explicaron el 70% de los montos comprados por Cenabast vía trato directo, los cuales son principalmente medicamentos para el tratamiento del VIH y los relacionados cpn la Ley "Ricarte Soto", que se justificaron en la categoría de proveedor único.

Entre los medicamentos más comprados por Cenabast vía trato directo destacan el Sulfato de Abacavir, el Ritonavir, el Tenofovir disoproxil fumarato, el Zanamivir y las Enzimas, todos actualmente provistos en el mercado por varios laboratorios.

Entre las compras analizadas, hay aumentos de gastos siderales durante el año 2018 y, muchas de ellas, a laboratorios que hasta entonces le vendían bastante menos a la Cenabast. Es el caso, por ejemplo, del laboratorio GlaxoSmithKline Chile Farmacéutica Limitada, que fue representado por años por el actual mandamás de las compras de la Cenabast, Juan Carlos Corbeaux, que pasó de venderle al Estado Ritonavir por un total de 669 millones, a la suma de  1.231 millones; y, en el caso del Sulfato de Abacavir, este mismo laboratorio subió el año 2018 de 6.513 millones a 18.909 millones.

Otro caso de notorio incremento como proveedor único fue el del  laboratorio Gador Limitada, que pasó a venderle al Estado el producto Tenofovir disoproxil fumarato desde 3.883 millones a 12.504 millones, y Zanamivir desde 297 millones a 2.329 millones.

Es probable que el artilugio “procesal o técnico” utilizado por la Cenabast para justificar que se trataba de un “proveedor único” o que no existían bioequivalentes, haya sido a través de acotar excesivamente la definición de los productos que se comprarían, la cual podría ser –en las licitaciones o concursos– demasiado específica, innecesariamente.

En lo que toca a la causal “Emergencias”, se puede estar ocultando una falta de previsión y planificación de stock, sobre todo considerando que uno de los productos más adquiridos a través de este mecanismo es la leche. 

La Cenabast ha explicado a El Mostrador Mercados que el 2018 se adquirieron insumos teniendo como horizonte un plazo superior al año, por lo cual no es esperable que en 2019 se repita ese nivel de compras directas. A modo de ejemplo, afirmaron, podrían haberse realizado compras durante el 2017 para abastecer parte de ese año y comprarse, nuevamente, a finales del mismo para abastecer el 2018, por lo que la compra del 2017 aparecería mucho más elevada que el año siguiente.

También ocurre la situación inversa: productos que el 2018 se compraron más de una vez para abastecer no solo ese año, sino el siguiente, por lo que la compra de ese año aparecerá mucho más elevada que la del anterior.

Añaden que se debe tener presente que las compras realizadas utilizan el presupuesto del año de ejecución de estas y no del correspondiente a la emisión de la orden de compra. En relación con la existencia de proveedores únicos, la Cenabast insistió en que, si bien puede haber más de un oferente respecto de un determinado producto, no necesariamente este cumpliría los requisitos establecidos para aquellos proveedores con quienes pueden hacerse tratos directos.

El estudio del Observatorio del Gasto Fiscal se hace sobre la información provista por Mercado Público. En ese sentido, la Cenabast dijo que tales cifras hacen referencia al período de emisión de la orden de compra, que no necesariamente coincide con el lapso de distribución o entrega de dicha adquisición. Por esta razón, es que en diversos productos existen diferencias importantes entre los montos comprados entre un año y otro.

Hasta 2016, Corbeaux fue gerente general del laboratorio GlaxoSmithKline y también fue director de la Cámara de la Innovación Farmacéutica, gremio que agrupa a los principales laboratorios que operan en Chile, posición desde la cual participó en 2017 en reuniones ante el Ministerio de Salud, registradas en los portales de lobby. Además, es conocida en el mercado de los laboratorios farmacéuticos su cercanía con el actual vicepresidente de dicho gremio, Jean-Jacques Duhart.

Dado que los tratos directos presentan el comportamiento más preocupante, el informe del Observatorio del Gasto Fiscal se abrió al monto anual por cada una de las razones que justifican la compra vía trato directo y son principalmente dos las que explican esta alza. La primera corresponde a proveedor único, la que habla de un riesgo en la definición de los productos a comprar, los cuales podrían estar siendo demasiado específicos. La segunda corresponde a Emergencia, y que habla de un riesgo en la compra asociado a la mala o ausente planificación de stock en alguno de los productos. "Estos son riesgos, pues no se tiene certeza de que estas sean las causas efectivas", advirtió el Observatorio.

Subrogancia permanente

Este aumento de compras directas se dio en un año en que la estructura interna de la Cenabast sufrió cambios importantes y que han dado que hablar. En marzo del 2018, el Gobierno de Sebastián Piñera removió a Pablo Venegas de la dirección del organismo, quien debía estar en el cargo hasta octubre de 2019, tras haber sido ratificado a través del sistema de Alta Dirección Pública. Esto no ocurrió así y fue sucedido por Cristián Venegas, quien era el jefe del área jurídica de la Cenabast y que quedó en categoría de director subrogante.

Este cambio no fue trivial, puesto que al mismo tiempo La Moneda puso a Juan Carlos Corbeaux a la cabeza de la entidad, en condición de "delegado ministerial", un puesto “complejo”, ya que no tiene autoridad para firmar documentos pero, igualmente, puede liderar la institución. El Gobierno salió a aclarar el panorama en ese momento, afirmando que esa figura de delegado no existe y que "la contratación de Corbeaux es como un asesor que –dados su experiencia y sus méritos técnicos y profesionales– para nosotros es un aporte necesario para poder acelerar los cambios que queremos hacer".

Corbeaux ocupa oficialmente el cargo de coordinador técnico de abastecimiento y es quien ha acompañado a Venegas en la mayoría de las actividades oficiales de la Cenabast, planteando en conjunto los lineamientos estratégicos para 2020. Por lo mismo, no es trivial el alza de la compra de medicamentos vía trato directo, considerando que viene desde la industria farmacéutica.

Hasta 2016, Corbeaux fue gerente general del laboratorio GlaxoSmithKline y también fue director de la Cámara de la Innovación Farmacéutica, gremio que agrupa a los principales laboratorios que operan en Chile, posición desde la cual participó en 2017 en reuniones ante el Ministerio de Salud, registradas en los portales de lobbyAdemás, es conocida en el mercado de los laboratorios farmacéuticos su cercanía con la actual vicepresidente de dicho gremio, Jean-Jacques Duhart.

Noticias Relacionadas

Multimedia