Cultura

CULTURA

Humberto Duvauchelle, el actor que declaró que trabajaría en los escenarios hasta el último suspiro

por El Mostrador

11 enero, 2019

Humberto Duvauchelle, el actor que declaró que trabajaría en los escenarios hasta el último suspiro

El actor, fallecido este jueves a los 89 años, fue uno de los miembros más destacados del Teatro Experimental de la Universidad de Chile y fundador de la Compañía de los Cuatro. Hace un par de años, el destacado artista nacional sostuvo que trabajaría hasta el final de sus días. Y así lo hizo. En sus más de 70 años de carrera, Duvauchelle trabajó en múltiples proyectos, siendo el espectáculo “La Noche de los Poetas” el que más marcó su carrera y también la de varias generaciones de actores, al realizarse más de 1.330 funciones de la obra.

Compartir esta Noticia

“Tengo claro que voy a trabajar hasta el último suspiro en el escenario, eso lo tengo clarísimo. Además, sé que debo aprovechar las oportunidades que me dan y compartir ese conocimiento con mis alumnos”. Con estas palabras, el recientemente fallecido actor nacional, Humberto Duvauchelle expresó en una entrevista concedida en 2107 a El Mostrador el valor que le asignaba a su pasión por el arte, pasión que lo llevó a batir el récord nacional de la mayor cantidad de funciones de una misma obra: La noche de los poetas.

“Hicimos cientos de recitales de esa obra que ya acumula 1.337 funciones. Abordamos la poesía de una manera simple, directa. Haciendo de la poesía algo cotidiano, entretenido y, por sobre todo, emotivo. Entonces, de aquella época surge el amor no solamente por el teatro sino que también por la poesía”, declaró.

El actor, fallecido este jueves a los 89 años, fue uno de los miembros más destacados del Teatro Experimental de la Universidad de Chile y fundador de la Compañía de Los Cuatro. Sus inicios se remontan al Teatro Universitario de Concepción, donde inició su carrera en las artes escénicas cuando era un adolescente de 16 años. Si había algo a lo que él quería dedicarse, era al teatro. Su pasión rebozaba a tal punto que “perseguía a los actores y siempre quería saber más; siempre quería consejos”, comentó para una entrevista con el Diario U Chile.

Shakespeare y el teatro experimental

El visionario talento de Humberto Duvauchelle fue descubierto por el académico de la Universidad de Concepción, Jorge Elliott, quien lo integró a él y a sus hermanos al Teatro Experimental de dicha universidad.

Debutó en los años cincuenta con la obra La vida es sueño de Calderón de la Barca, donde encarnó al personaje del rey Basilio. Posteriormente, trabajó como intérprete en tres obras de Shakespeare: Noche de reyes, La fierecilla domada y Macbeth, entre otras obras que fueron esculpiendo su actuación en el Teatro Experimental de la Universidad de Chile.

Histórica Compañía de los Cuatro

Luego de presentarse en Francia, Polonia y Checoslovaquia, a su regreso a Chile creó la Compañía de los Cuatro en 1959, la cual conformó una amplia trayectoria de más de 20 años.

Este cuarteto de música chilena, al cual denominaba “folklore cultural”,  fue reconocido a nivel nacional e internacional, capturando la atención del público por sus homenajes a la poesía de Óscar Castro. Sus poemas musicalizados alcanzaron un récord de ventas en disqueras del país.

Fue en los años sesenta cuando fundó la Compañía de los Cuatro, junto con su hermano Héctor y su expareja, Orietta Escámez, quienes presentaron más de 40 obras dentro y fuera del país, además de realizar ciclos de difusión de poetas nacionales y caribeños.

La compañía también realizó 17 giras nacionales e internacionales; seis filmes, radioteatros, discos de recitales poéticos, teatro en televisión y actuaciones en vivo. A pesar de no contar con el apoyo de auspiciadores, la compañía marcó grandes hitos gracias a su creatividad y rigor artístico, lo que les permitió contar siempre con el respaldo del público y alcanzar reconocimiento a nivel internacional.

Los Cuatro llegó a su fin en 1983, tras el fallecimiento de su hermano Héctor Duvauchelle.

“La desgracia llegó la noche de Navidad de 1983, día que mataron a Héctor. Fue un asesinato terrible del cual nosotros todavía no nos reponemos. Lo extrañamos mucho. Héctor fue el mejor actor joven de su generación y en su funeral, sus propios pares lo catalogaron como 'el príncipe del teatro chileno'. Fue un reconocimiento maravilloso que Héctor se merecía, pues fue un actor realmente notable”, contó a El Mostrador.

Exilio en Venezuela: renacen las ideas

El arte y sensibilidad de Humberto Duvauchelle se vio opacado con la llegada de la dictadura militar, por lo que se fue exiliado junto a tres integrantes de la compañía, con quienes residió en Venezuela durante diez años. Allí reimpulsó su carrera artística junto a la Compañía de los Cuatro, con la cual dirigió nueve obras entre 1977 y 1984, tales como ¿Conoce usted la vía láctea? de Wittlinger y El fin de partida de Beckett, entre otras.

En ese período, también, la compañía realizó 12 nuevos montajes: El abrelatas de Lanoux, Los payasos de la esperanza del Instituto de Investigación Teatral de la Universidad Católica y Home de David Storey, entre otros montajes.

Junto con su hermano Héctor, entre 1974 y 1983 se dedicó a la dirección artística y promocional de Neruda en el corazón, Oda a lo nuestro y El mundo para Bolívar. Humberto destacó también con su coprotagonización en los filmes venezolanos Eva, Perla, Julia y Morituri de Mauricio Wallenstein.

Retorno a Chile

Al regresar del exilio, Duvauchelle fue contratado como docente en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, donde trabajó durante 30 años. Allí obtuvo un reconocimiento con la Medalla Rectoral, entregada a personalidades ilustres que constituyen un gran aporte y merecen reconocimiento cultural.

Paralelamente a su trabajo en la docencia y dentro de sus proyectos más recientes destaca el espectáculo La noche de los poetas, junto con el actor Mario Lorca y el músico Juan Carlos Leal, que presentó alrededor de 1.100 recitales musicalizados de poesía en vivo.

Noticias Relacionadas

Multimedia