Cultura

La cinta se estrena en Chile el 15 de marzo tras conseguir seis premios en festivales y una nominación a Cannes

Marcela Said, directora de Los Perros: “Lo que muestra la película son los fantasmas de lo que está pasando hoy”

por Daniela Pinto Ortega

7 marzo, 2018

Marcela Said, directora de Los Perros:

La directora nacional cuenta que partió escribiendo el guión con la idea de hablar sobre la complicidad civil que hubo en dictadura y que a día de hoy sigue vigente en todos aquellos que, teniendo información relevante de la época, prefieren callarse. Pero explica que “me di cuenta que estaba escribiendo el relato de una mujer que navega en un mundo machista”.

Compartir esta Noticia

Una película oscura. “Casi como una película de terror, sin ser de género, donde la cámara está siempre en movimiento para darle tensión, y donde yo quise dejar a esta mujer sola, rodeada por estos hombres. O sea la que está en foco siempre es Mariana”. Así se ve Los perros, según su directora.

La nueva película de Marcela Said cuenta cómo Mariana, una mujer burguesa que, aunque rebelde, es siempre dominada por los hombres que la rodean. La protagonista va tomando conciencia del pasado de su familia al enterarse que su profesor de equitación, un ex coronel, tiene nexos oscuros con su padre y una casa de tortura donde operaba la DINA. Ese descubrimiento la obliga a decidir entre salirse del esquema patriarcal en el que vive, o quedarse en la zona segura de la costumbre.

La cineasta nacional es conocida por tener un discurso político muy claro en su filmografía, abiertamente en contra de los abusos a los derechos humanos, como lo fue la dictadura de Pinochet, que para Said es aún parte del presente.

“La gente cree que uno habla del pasado. Los perros no es una película del pasado, esto pasa en 2017, y lo que muestra la película son los fantasmas, las consecuencias de lo que está pasando hoy en día”, cuenta Marcela . En la cinta se cuestiona la moral de quienes se vieron beneficiados de alguna forma por la dictadura, en tiempos donde ya no es políticamente correcto ser seguidor a ciegas de Pinochet.

Mariana y los perros

“Mariana es un personaje súper complejo. Se revela, pero al otro día vuelve. La quise construir de esa manera porque quería mostrar también hasta qué punto es difícil salir y convertirse en héroe”, explica Said, quien no cree en el arquetipo hollywoodense del protagonista que hace siempre lo correcto. A Mariana le pasan cosas, pero su conflicto principal es no ser feliz con los roles que se espera que cumpla solo por ser mujer, vivir en un mundo gobernado por hombres.

Said cuenta que partió escribiendo el guión con la idea de hablar sobre la complicidad civil que hubo en dictadura y que a día de hoy sigue vigente en todos aquellos que, teniendo información relevante de la época, prefieren callarse. Pero explica que “me di cuenta que estaba escribiendo el relato de una mujer que navega en un mundo machista”.

Mariana representa a la mujer de hoy, que es fuerte, pero que no siempre se atreve a tomar el control de su propia vida. Los nexos familiares y la comodidad de pertenecer a una clase social acomodada representan refugios que protegen a Mariana del dolor de los chilenos que sufrieron en manos de militares como su progenitor.

“Si tú supieras que tu padre está involucrado en algo, ¿lo delatarías? Es muy difícil, yo creo que uno no lo haría”, explica Said. En Los perros se muestra ese delicado conflicto. Ningún personaje es completamente malo, aunque todos tengan sus culpas. La historia en esta cinta muestra cómo el pasado político chileno ha decantado en lo que hoy es nuestro país. “Creo que Chile es una sociedad tan violenta que hace que todos busquemos una especie de refugio. Y ese refugio incluye no meterse en el pasado”. Agrega que “me parece que es natural del ser humano no querer sentir dolor. Y lo que pasó en Chile es muy doloroso”.

En Los perros, Marcela Said cuestiona cómo ser mujer en la sociedad resultante de casi veinte años de dictadura, y cerca de otros treinta de vuelta a la democracia con toda la herencia que dejó el régimen. El afiche de la película es la pintura “Laura y los perros”, del artista nacional Guillermo Lorca. “Cuando vi el cuadro, vi esta niñita con un poco de inocente, de sexy, como mi personaje, con los perros abajo atacándola, me pareció muy simbólico para el espectador”, explica Said. El mismo cuadro aparece también en la película.

Asumir el presente

“Este país es un país muy arribista y hay mucha gente que no quiere que los vayan a confundir con comunistas pobres, mal vestidos, y todos quisieran andar en Jaguar. Entonces tiene mucho que ver con el país que se construyó en dictadura, un país arribista, consumista, individualista, un país con poco sentido de la solidaridad, poco humano, pero que las nuevas generaciones la están cambiando”, dice Said.

Para la directora es importante entender que el tema de los derechos humanos es de todos, no solo de la izquierda. Cree que la derecha de ha ido entendiendo eso, aunque cree que “lo que sí hay mucho son payasos, que son otra cosa. Para mí José Antonio Kast es un payaso” que representa a una derecha aterrorizada. Es enfática en que “hay gente de derecha que se da cuenta y consideran el tema de los derechos humanos. No son todos iguales, yo no metería a la derecha en el mismo saco”.

La protagonista de Los perros es parte de ese porcentaje que se vio beneficiado por la dictadura, y que ahora no apoya todo lo que pasó en esa época, pero tampoco sabe cómo reaccionar. Incluso en su relación con su esposo o su padre, se ve esta tensión de querer rebelarse, pero no saber cómo proceder. “El coronel es el único que la escucha, con quien tiene una relación más horizontal. El problema es que tiene un pasado oscuro, pero no por eso es el más malo de la película”, dice Said.

“Hay muchos civiles que también deberían pasar por tribunales. Trabajaron y se callaron, los periodistas que no informaron, los doctores que supervisaron procesos de tortura, todos los civiles que dieron vuelta la vista también son cómplices”, dice Said. El coronel es uno de ellos. No rompe su pacto de silencio y Mariana debe decidir entre hacer lo mismo que su profesor de equitación, o empoderarse. Abrir las heridas del pasado que nunca sanaron, o seguir sin mirar ese dolor.

Mensaje para mujeres

Marcela Said

Para Said “es importante que las mujeres chilenas vean la película, porque es una película de mujeres, sobre todo. Hay gente que quiere ver solo lo político. Yo creo que el momento actual es de nosotras, de mujeres que están tomando conciencia y nos estamos emancipando cada vez más, buscando un camino propio, y eso me parece mucho más importante. Hay hombres que hablan de feminismo con desprecio, y no se dan cuenta que es sobre igualdad, que se acaben los feminicidios.”

La directora cree que “en Chile es muy raro que hay mucha mujer sometida. Y es raro porque hay mujeres fuertes acá. Pero Mariana no es lo suficientemente fuerte, creo yo. Es fuerte, y aún así se queda donde está. Yo creo que tenemos que dar un paso más adelante”.

Noticias Relacionadas

Multimedia