Braga

Cobertura de temas de violencia contra la mujer

CNTV sanciona a TVN por polémico Informe Especial y cobertura del caso de Nabila Rifo es lo más denunciado del año

por El Mostrador Braga

13 diciembre, 2017

CNTV sanciona a TVN por polémico Informe Especial y cobertura del caso de Nabila Rifo es lo más denunciado del año

Luego de las denuncias recibidas contra la emisión del reportaje "Las dudas en el caso de Nabila Rifo" de Informe Especial, el CNTV multó a TVN por "lesionar la dignidad de la víctima".

Compartir esta Noticia

Fue el 10 de septiembre cuando, por primera vez, Mauricio Ortega daba públicamente su versión de lo sucedido la noche del ataque a Nabila Rifo, caso que lo tiene hoy en prisión tras ser condenado a 18 años de cárcel. Pero la entrevista dada al equipo de Informe Especial sería una de las más polémicas del último tiempo por darse dentro de un contexto de un reportaje que buscaba denunciar los procedimientos irregulares con que se hacen en las investigaciones en Chile, pero que, paradójicamente se titulaba Las dudas en el caso de Nabila Rifo, pues no habían más ejemplos que ese.

Las críticas no se hicieron esperar, no solo por la manera mostrar el testimonio de Ortega, quien conmovido siempre sostuvo que era inocente, sino por sembrar la duda del testimonio de Rifoy tocar aristas donde se revictimizaba una vez más. El caso que había sido uno de los más seguidos por la opinión pública tras el ataque del 2016, evidenció lo peor de nuestra sociedad por la brutalidad del ataque, y también sirvió para dar cuenta de cómo se enfrenta la violencia de género en los medios de comunicación.

Ante los cuestionamientos en redes sociales,  la versión oficial del programa se daba vía Twitter: “Ya lo dijo @paulinadeallend (periodista a cargo de la investigación), este reportaje no se trata si Ortega es inocente. Se trata de la calidad de las investigaciones”.

Aún así, las críticas no acallaron. “Inaceptable reportaje de Informe Especial busca instalar sospecha sobre testimonio de Nabila”, escribieron desde Mesa Acción Abortom e incluso la Red Contra la Violencia Hacia las Mujeres llamó a denunciar al programa ante el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) por “vulnerar la dignidad de Nabila Rifo”.

Lo cierto es que el CNTV recibió 108 denuncias contra TVN y finalmente decidió sancionar al canal por la emisión del reportaje. Según su última acta, el organismo acordó "por la unanimidad de los Consejeros presentes, imponer a Televisión Nacional de Chile la sanción de 100 UTM (4.697.200 pesos) contemplada en el artículo 33 N°2 de la Ley 18.838, por infracción al artículo 1° de la Ley N° 18.838 por la vía de la vulneración del artículo 7° de las Normas Generales sobre Contenidos de las Emisiones de Televisión, y con ello, una infracción al principio del correcto funcionamiento de los servicios de televisión".

A su vez considera que la transmisión del segmento "contiene elementos sensacionalistas, truculentos y, por tanto, vulneratorios de la dignidad y derechos fundamentales de la víctima del delito reseñado en la nota".

Tras una revisión de parte de las denuncias ciudadanas, el CNTV establece en su acta que “la revisión del contenido audiovisual, permite concluir que las imágenes exhibidas por la concesionaria fueron expuestas desvirtuando el ejercicio de la libertad de informar a los televidentes sobre un suceso noticioso de interés público, consagrado en el artículo 19° N° 12° de la Constitución Política”.

El consejo recordó que "el respeto a la dignidad humana opera como principio capital" en la normativa reglamentaria que regula los contenidos televisivos y, en ese sentido, en el reportaje “se alude reiterativamente y de forma cruenta a ciertos episodios que forman parte de la comisión material delito, especialmente, la mutilación sufrida por la víctima. Lo relevante, es la forma de construcción de la narrativa del programa, que deviene cruenta en el sentido de truculenta y sensacionalista, principalmente, por la vía de la reiteración discursiva de episodios del delito, y por la forma en que dicha iteración se produce, es decir, enfatizando únicamente las circunstancias materiales que mutilaron a la víctima”.

“A todas luces, tal despliegue mediático lesiona la dignidad de la víctima y, por ende, su integridad psíquica, pues la revictimiza”, se explica.

Además se enfatiza en que la normativa que "prohíbe efectuar un tratamiento informativo de este tipo de casos que implique una victimización secundaria de la víctima" y que el tratamiento en este caso provoca en la víctima una nueva agresión –ahora psíquica- "al exponerse de esa forma los hechos, es decir, de una manera que desconoce que parte esencial de la condición digna de las personas es la prohibición de que sean reducidas a objetos y, con ello, se vulnere su integridad psíquica".

"En resumen, el tratamiento periodístico lesionó la dignidad de la afectada por el delito y su integridad psíquica, por la vía de la re victimización que efectúa la concesionaria, pues la transmisión posee un sesgo sensacionalista y truculento que no tomó en consideración el estado de vulnerabilidad especial, objetualizándola, desconociendo que el mandato de dignidad reconoce como una de sus máximas el hecho de que las personas deben ser tratadas como un fin en sí mismas y no como medios para producir sensaciones en otros o, siquiera, para cuestionar la efectividad del sistema jurídico-penal”, se enfatiza.

La ola de denuncias contra Canal 13

Este lunes el CNTV dio a conocer el número de denuncias recibidas durante 2017 por el contenido de las señales abiertas, lo que  significó un récord histórico para el organismo que, hasta noviembre de este año, acogió 4.867 quejas. Para tener una idea, en 2016 sólo se registraron 1.694 denuncias, mientras que en 2015 fueron 1.558.

Y justamente fue la cobertura del caso de Nabila Rifo otra vez el que encabezó estas denuncias. El matinal Bienvenidos recibió 1.134 reclamos tras la emisión del programa del 12 de abril que difundió el historial ginecológico de la víctima. Además de las disculpas públicas y las críticas incluso del controlador de Canal 13, Andrónico Luksic, fue despedido el director del programa, y la estación televisiva debió pagar una multa de 500 UTM (más $23 millones), la pena más alta dada hasta ahora.

“Hoy, la ciudadanía exige mayor calidad y más contenido en televisión. Además, como está más informada y más empoderada, pide que se resguarden los derechos fundamentales de todo individuo y que no sea vean vulnerados, menos por la TV, que es un medio socializador de alto consumo y que se ve a través de distintas plataformas”, dijo Oscar Reyes, presidente del CNTV.

Noticias Relacionadas
En portada
Más Destacadas