-->

Agenda País

Agenda Sustentable

Presentado por:

Viajes

La región del Maule en Chile aspira a ser un referente de turismo sostenible

por Generación M / EFE

9 enero, 2019

La región del Maule en Chile aspira a ser un referente de turismo sostenible

Viñedos patrimoniales, agricultura local, tradición culinaria y un hermoso paisaje que mezcla el verde del monte con el mar son algunas de las cualidades que oferta la región del Maule, que aspira a convertirse en un nuevo referente del turismo en Chile.

Compartir esta Noticia
  • 0

Situada a tres horas en auto al sur de Santiago, la circunscripción formada por municipios como Cauquenes, Constitución o Vichuquén apuesta por crear un modelo de turismo cercano, sostenible y culturalmente rico, que ponga de relieve el valor de una zona que destaca por su autenticidad.

El vino es uno de los grandes exponentes de la región, ya que en ella se concentra la mayor producción vitivinícola de Chile, destacando cepas consideradas patrimoniales −por tener una antigüedad superior a los 150 años− como la país o carignan, que se obtienen mediante un proceso artesanal.

Vicente Loyola, uno de los muchos agricultores y empresarios locales, explica que la cepa país, en concreto, tiene un valor especial para ellos, ya que se ha cultivado durante muchas generaciones. Esto ha permitido a su sabor liviano, fresco y frutal obtener premios en concursos a lo largo de todo el país.

Sin embargo, como bien indica un dicho de la zona, “para beber bien hay que comer bien”, algo que los habitantes de la región del Maule tienen muy interiorizado.

Por ello, además del “jugo de uva”, también existen infinidad de bares y restaurantes, tanto grandes como pequeños, normalmente familiares, en los que la cocina tradicional ha creado un sinfín de recetas para aprovechar los productos locales, principalmente la merluza, la reineta, el cordero o el siempre necesario ceviche.

En este sentido, como recuerda la directora del Servicio Nacional de Turismo de la región, Carolina Reyes, la apuesta turística del Maule pasa por “ofrecer servicios de calidad, sostenibles y locales” que sirvan para crear un producto único, impregnado de valores tradicionales y con un fuerte sentimiento de comunidad.

Es una apuesta arriesgada, pero los habitantes del Maule han demostrado con anterioridad saber luchar y hacerse valer.

Sobreponerse a los desastres naturales

El terremoto del 2010 provocó un tsunami que asoló gran parte de la costa de la región, una catástrofe a la que se suman los incendios forestales de enero de 2017, los cuales castigaron con una violencia inaudita sus verdes montes.

A pesar de ello, sus habitantes reciben al visitante, tanto extranjero como nacional, con una sonrisa, los brazos abiertos y cientos de recomendaciones de lugares para visitar, además de alguna anécdota o mensaje esperanzador acerca de lo ocurrido con los desastres naturales.

Ahora han abandonado la pesca y comparten esos paseos con los turistas, a los que ofrecen la posibilidad de recorrer el río Maule, un lugar mágico y lleno de historia, ya que fue durante largo tiempo la frontera natural entre el Imperio inca y el pueblo mapuche.

A todo esto hay que sumar una variada oferta de actividades en la zona, que pueden pasar de disfrutar de unos días frente al mar en Lipimávida, realizar avistamiento de aves con guías locales por la desembocadura del río Mataquito o dejarse impregnar por el misticismo alrededor del lago Vichuquén, zona de brujos y embrujos.

Noticias Relacionadas

Multimedia