Agenda País

Agenda País

Generación M

Jamaica más allá del reggae: por qué hay que ir a conocer esta isla del Caribe

por Loreto Santibañez

6 diciembre, 2018

Jamaica más allá del reggae: por qué hay que ir a conocer esta isla del Caribe

Un lugar donde el "peace and love" está presente todo el tiempo, pero donde la esclavitud y ser colonia británica forjaron también su historia. Toda una cultura en medio del trópico, playas paradisíacas y paisajes naturales.

Compartir esta Noticia
  • 0

Jamaica es conocida por ser la cuna del reggae y de Bob Marley. También se asocia a fumar marihuana y a los rastafaris. Pero definitivamente es mucho más que eso: es la tercera isla más grande del Caribe, con playas paradisiacas y un hermoso contraste tropical, donde se encuentra la montaña más alta de la región, Blue Mountain Peak, con 2.256 metros que transforma el lugar en una zona cafetera por excelencia y un paraíso para excursionistas.

La isla acaba de ser elegida nuevamente como Mejor Destino de Cruceros del Mundo, premio que ha ganado desde el 2006. La localidad portuaria Ocho Ríos, ubicada en la costa norte de Jamaica, pasó de ser una zona de pescadores a un centro turístico donde son imperdibles las cascadas del río Dunn, un gran salto de agua de 180 metros de altura, que se puede escalar por entre medio del mismo río o por el lado, cerro arriba, deteniéndose en las terrazas para observar el paisaje y la vegetación tropical.

El ascenso puede hacerse solo o en grupo, acompañados por un guía. La entrada cuesta US$ 23 para adultos y US$ 15 para niños y está abierto todos los días de 8:30 a 16:00 hrs, salvo los días de crucero que abre a las 7:00.

A 110 kms. está Montego Bay, en la costa noroeste, el destino turístico de Jamaica por excelencia, que cuenta con su propio aeropuerto -el más grande de la isla- para que los turistas lleguen directamente a los imponentes resorts all inclusive. Pese a que Kingston es la capital del país, Montego Bay es la verdadera capital turística.

Hoteles como el Iberostar Grand Hotel Rose Hall ofrecen un verdadero descanso del que perfectamente no se necesita salir si lo que se busca es relajarse. Con servicio todo incluido las 24 hrs., las instalaciones están inspiradas en las grandes mansiones coloniales, además de un diseño que favorece la comodidad y las mejores playas en un ambiente de relajo total.

La riqueza arquitectónica única de Montego Bay es herencia de ser una colonia inglesa. Jamaica recién se independizó de Reino Unido el 6 de agosto de 1962, por lo que aún se percibe en el ambiente su influencia. Además de ser seguidores de la Premier League -Chile lo asocian inmediatamente a Alexis Sánchez- es mejor pedir movilización porque manejan por la izquierda. Y también hay que tener en cuenta en que si bien en las zonas turísticas hablan un perfecto inglés, los jamaicanos hablan patois, (patuá), un idioma casual que tiene influencias españolas, inglesas y africanas del que provienen palabras como Rastaman o Raggamuffin. Y para despedirse y desearte un buen viaje dirán: "Walk good".

Otra cosa para destacar en Montego Bay es la vida nocturna que se vive dentro y fuera de los resorts. Además es la zona donde se practican diversos deportes acuáticos y cuenta con kilómetros de arrecifes de coral con una amplia vida animal.

La Quintrala de Jamaica

El patrimonio histórico de Montego Bay se ve en los edificios que datan del siglo XVIII. La mansión más conocida es Rose Hall Great House, una construcción de estilo gregoriano cuya plantación comprendía más de 300 km² y contaba con dos mil esclavos

Como todas las plantaciones coloniales de Jamaicanas, la casa dominada todo el territorio y es visible desde muchos kilómetros a la redonda. Desde la planta superior, pegada en lo alto de la colina, se obtiene una gran vista panorámica de la costa.

Rose Hall es ampliamente conocida también por ser el hogar de la legendaria Annie Palmer, quien maltrataba y torturaba a sus esclavos y mató a sus tres maridos. El primero fue acuchillado; el segundo, envenenado, y el tercero, estrangulado. Ella dijo que las tres muertes se debieron a la fiebre amarilla.

Para conocer la historia existen tours guiados -el de la noche es tipo Casa Embrujada- y cuestan US20. Además existe una exhibición de fotos y cartas enviadas por turistas que han ido y se han encontrado con el registro de extrañas apariciones al revisar las imágenes.

Bob Marley y el Reggae

No se puede ir Jamaica y no escuchar reggae, que suena en las radios y todos lados, y que fue declarado recientemente Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Muchas de las canciones que suenan son de Bob Marley, uno de los máximos orgullos del país. Por eso uno de los lugares imperdibles para visitar es Nine Miles, un pequeño pueblo en las colinas de Santa Ana donde está la casa en que nació el cantante y donde se encuentra su mausoleo. Además están las tumbas de algunos de sus ancestros -en Jamaica es tradición enterrar a los muertos en sus propios terrenos, pues así pasa a ser una propiedad que no se puede vender.

En la casa se conservan un par de habitaciones con su decoración original y se ha mezclado con los elementos más representativos de la cultura rastafari y de la trayectoria del artista.

La otra casa donde vivió el músico está en Kingston. El Museo Bob Marley está ubicado en 56 Hope Road, donde funcionó también Tuff Gong, sello discográfico fundado por The Wailers en 1970.

Y es que Jamaica está lleno de lugares por descubrir, tanto en la isla como en el mar.

Noticias Relacionadas

Multimedia