Vida

Sociedad

De sufrir “bullying” en España a grabar un documental con drones en Perú

por EFE

20 marzo, 2017

De sufrir “bullying” en España a grabar un documental con drones en Perú

"Son personas que han sufrido en una etapa de la vida que te marca el carácter y les cuesta poner en palabras lo sucedido", comenta Raúl Vaquero, el camarógrafo que graba las tomas.

Compartir esta Noticia
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0

Como un cuaderno de bitácora, pero con cámaras y drones incluidos, los ocho adolescentes españoles que se han enfrentado al acoso escolar e integran la expedición "StopBullying" por Perú dejan grabadas cada día sus reflexiones y comentarios sobre las gentes y paisajes que van conociendo en tierras andinas.

Las cuatro chicas -Pilar, María, Laura y Oihane- y los cuatro chicos -Raúl, Mario, Ricardo y Danila- saben que sus testimonios podrán ayudar y animar a otras víctimas de acoso.

Por ello, incansables a madrugones y a viajes en avión y autobús, nunca ponen mala cara cuando el equipo de grabación que viaja con ellos les coloca el micrófono para preguntarles cómo ha ido el día y cómo se sienten.

"Grabar con drones es la caña", destaca a Efe Pilar (17 años), que cambió de ciudad para acudir a un colegio donde ya no está "siempre sola" como en el anterior, cuando le acosaba casi toda la clase, sin saber ella muy bien por qué.

Esta rubia de ojos azules a la que le gusta comer bien es también la banda sonora del viaje -se sabe canciones desde el Dúo Dinámico hasta Shakira- pues una de las reglas para todos fue dejar el celular y la música a los padres en el aeropuerto de Madrid.

Danila (16 años) sintió que los compañeros le "dejaban de lado" cuando repitió cuarto de Primaria y quiere que no le pase eso a nadie.

Alto, muy rubio y con ojos castaños, este chico adoptado en Rusia carga casi todos los días con la mochila del dron. "Es mi hijo", bromea con su pícara sonrisa.

También adoptado (de Bulgaria) es Mario (17 años), cariñoso y bromista. Cuando tenía 9 años lo insultaban y molestaban estudiantes de cursos mayores en el patio.

Le gusta ser grabado desde el aire y dice que ya conocía un dron porque su padre tiene uno por hobby.

"Solo nos falta una cámara en las zapatillas para grabar también la tierra", dice Oihane (18 años), espigada, dulce y con algún problema de aprendizaje que fue víctima de las burlas de un primo, de compañeros e incluso profesores de un colegio del que se tuvo que ir.

Ricardo (16 años) se sintió "machacado" por profesores por sus malas notas y devolvió ese malestar interior acosando hasta que su cerebro le dijo "basta".

En el viaje demuestra madurez, tiene muchos temas de conversación, es amable con todos y no se siente nervioso ante las cámaras porque hizo el "casting" para la película Zipi y Zape, recuerda.

Laura, que tiene un bonito pelo rizado y una preciosa piel morena -una causa para acosarla desde los 3 a los 12 años- es la única que celebra su cumpleaños en este viaje tan especial (hace 16 el día 20).

Reconoce que a veces le cuesta hablar ante las cámaras, por ejemplo, al notar un poquito cansancio al llegar a Cusco.

Sufre un poco también el "soroche" María (15 años), que fue acosada por pegar el estirón antes que sus compañeras. Sigue siendo alta, delgada y guapa y se ríe mucho con las anécdotas del viaje.

Y qué decir de Raúl (17 años). Desde pequeño le dio repugnancia ver acosar a un compañero y se convirtió en mediador. Serio, deportista y peinado con un moderno flequillo teñido, está atento a la menor salida de tono de sus compañeros.

"Son personas que han sufrido en una etapa de la vida que te marca el carácter y les cuesta poner en palabras lo sucedido", comenta Raúl Vaquero, el camarógrafo que graba las tomas.

"Pero la disposición es excelente", recalca Vaquero, que siempre tiene ayuda del grupo para cargar sus equipos.

Lo mismo le ocurre a Inés Kayali, fotógrafa y quien pilota el dron con el que se graban desde el cielo las imágenes más espectaculares.

Todo está controlado, pero Ricardo salió una vez corriendo y agarró el dron en el aire porque tenía poca batería, se acercaba al suelo y enfilaba hacia donde había partido, nada menos que junto al Cristo Blanco de Cuzco.

El grito de guerra de estos jóvenes -"huevos"- recibieron a Ricardo.

Este vehículo aéreo no tripulado causa expectación en los poblados, especialmente entre los pequeños ataviados con los coloristas ponchos y gorros de alpaca, como en Huilloc.

Por su lado, el escritor, periodista y organizador de esta "AventuraC95StopBullying", Eric Frattini, subraya que los videos están todos relacionados con el acoso escolar y otros problemas de interacción de los alumnos.

El resultado será un documental para la iniciativa "12 meses, 12 causas" de Mediaset sobre el acoso escolar y también se pondrá a disposición de colegios, añade.

La expedición estaba emocionada porque muy pronto les esperaba Machu Picchu.

Noticias Relacionadas

Multimedia

Videos