Pickering hasta la última gota: se echa al hombro las críticas en medio del complejo año para Aguas Andinas - El Mostrador

Mercados

Entrevista en La Mesa de El Mostrador TV

Pickering hasta la última gota: se echa al hombro las críticas en medio del complejo año para Aguas Andinas

por Iván Weissman S

13 noviembre, 2017

El abogado DC sale a defender a la cuestionada sanitaria y afirma que la empresa aprendió sus lecciones. Los cortes masivos de agua potable y su rol en los casos de platas políticas, pusieron a la compañía –propiedad de capitales españoles y franceses– en el corazón del debate sobre la legitimidad de la empresa privada. Pickering aborda todas las polémicas, explica cómo se adapta para la llegada del calentamiento global y asegura que Aguas Andinas está en Chile para quedarse.

Compartir esta Noticia
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0

Guillermo Pickering llegó a la presidencia de Aguas Andinas a ordenar la casa.

Desde 2008, la empresa –que tiene prácticamente el monopolio en la Región Metropolitana– ha estado fuertemente cuestionada por una serie de cortes masivos de agua potable. El más catastrófico ocurrió este año, cuando cerca de 5 millones de usuarios se quedaron sin el vital elemento por varios días.

Su rol en los casos de financiamiento ilegal de la política volvieron a poner sobre el tapete sus vínculos históricos con la Concertación y, en menor grado, con la campaña electoral de Sebastián Piñera.

Pickering asumió como presidente de la sanitaria en 2016 y al hacerlo dijo: “Asumo la presidencia de Aguas Andinas con el reto de proyectar a la empresa hacia el futuro, de cara a los desafíos que nos impone la escasez hídrica, el crecimiento de Santiago y los efectos del cambio climático”.

Ese desafío tomó masa crítica a principios de año. Santiago inundado y más de la mitad de la población sin agua puso a Aguas Andinas y al sistema de concesiones en la mira de los consumidores y de La Moneda.

Su llegada no estuvo exenta de polémica. A pesar de tener una larga experiencia en mercados regulados, Pickering sabe navegar el mundo del lobby y la política. Cercano a Eduardo Frei Ruiz-Tagle –coordinó su segunda campaña presidencial– y Ricardo Lagos, el abogado DC fue subsecretario de Obras Públicas entre 1996 y 1999 y subsecretario del Interior entre 1999 y el año 2000.

Pickering ha sido, asimismo, consejero de la Sofofa, fue miembro del directorio de EFE y director de la corredora de bolsa del Banco Estado.

Aceptó venir a La Mesa de El Mostrador Mercados y, en una extensa entrevista, abordó todos las polémicas. El abogado DC salió a defender a la cuestionada sanitaria y afirmó que esta aprendió sus lecciones.

Admite que los cortes masivos de agua potable y su rol en los casos de platas políticas pusieron a la compañía –propiedad de capitales españoles y franceses– en el corazón del debate sobre la legitimidad de la empresa privada.

Pickering explica, además, cómo Aguas Andinas se está preparando para la llegada del calentamiento global y asegura que la sanitaria está en Chile para quedarse.

"Las tarifas financian inversiones significativas, de hecho, sobre el 90% de las utilidades de la compañía equivale a inversión de la empresa. Por lo tanto, esas tarifas van a inversiones significativas, como, por ejemplo, el Estanque de Pirque, que son 6 estanques que van a aumentar la resiliencia de la infraestructura para enfrentar los eventos de cambio climático (...). Estas turbiedades o lluvias en periodo de verano, y que son imposibles de ser procesadas por las plantas de producción de agua, entonces, estamos haciendo la obra de 120 millones de dólares, obra que se va a ocupar 4 o 5 días al año, pero que es indispensable para asegurar la resiliencia de los servicios”, detalla Pickering para ilustrar el compromiso de la firma.

Admite que la empresa ha cometido crasos errores, pero recalca que aprendió. “Nosotros, como toda obra humana y como toda institución, también hemos cometido errores en no explicar suficientemente las cosas que hacemos”, reconoce.

Cuestionada privatización

A fines de los 90, los parlamentarios de todo el espectro político optaron por entregarles a privados el mundo de las sanitarias. En la época la justificación era la urgente necesidad de aumentar la cobertura del tratamiento de aguas servidas, que en ese tiempo llegaba a un precario 18%. Había que invertir.

El proyecto de ley, presentado a través de un mensaje presidencial enviado por el entonces Presidente Frei Ruiz-Tagle, fue aprobado por ambas cámaras tras pasar por una comisión mixta.

En marzo de 1998, la ley estaba promulgada y, entre ese año y 2000, se vendieron rápidamente las tres mayores empresas sanitarias: Emos –actual Aguas Andinas–, Esval y Essbio.

En 2003, durante el Gobierno de Ricardo Lagos, se suprimió la exigencia de conservar el 35% de las empresas sanitarias, lo que permitió que en 2011, durante la administración de Piñera, se terminara de vender lo que quedaba de la participación estatal en el negocio.

Pickering defiende el proceso y el sistema de concesiones sanitarias que se implementó en el país. “En Chile, desde que incorporaron privados a la propiedad y gestión de las empresas desde el año 99, se han invertido en el sector aproximadamente 5 mil millones de dólares. La mitad de eso lo ha invertido Aguas Andinas”, precisa.

El presidente de la sanitaria rechaza las críticas de que la multinacional se lleva las utilidades afuera, en detrimento de invertir en mejorar el servicio en Chile: “Una cosa son los montos y otra cosa es la percepción, y la percepción de la gente es una percepción crítica al respecto, pero más del 90% de nuestras utilidades las invertimos en obras de infraestructura, entonces, tampoco es que se están llevando la plata en camiones”.

Y añade: “Se distribuye el total del dividendo, pero eso tiene que ser completamente compatible con la solvencia y la solidez financiera de la compañía. Uno se puede endeudar, puede distribuir dividendos de otra manera, pero lo importante es que el financiamiento de las obras esté asegurado, y los ratios de endeudamiento de la compañía son totalmente aceptables, de hecho son AA-".

-Pero reinvertir el “equivalente del 90% de las utilidades” no es lo mismo a reinvertir el 90% de las utilidades. Porque ustedes lo hacen con deuda.

-No hay ninguna empresa que no financie inversión con deuda, eso es evidente, porque todo depende de las tasas de interés, esto no es una cosa del otro mundo, esto es normal, de todos los días, lo importante es que la compañía tenga la solvencia suficiente para no endeudarse en exceso, y para eso hay ratios que cumple y que además son analizados todos los días por todos los analistas financieros del mercado. Obviamente, nosotros no podemos sobreendeudar la compañía traspasando esos ratios, porque además tenemos acciones que se transan en la bolsa, o sea, estamos sujetos a todos los controles financieros y las decisiones de financiamiento de obras se toman en consideración de criterios técnicos. Obviamente, esta no es una compañía que tenga propósitos de corto plazo, es de largo plazo, por lo tanto, nosotros no podemos comprometer el futuro de la compañía simplemente con deuda.

-¿Qué hicieron mal?
-No explicar, todos los días, lo que hacemos. Entender que la ciudadanía hoy día es tremendamente crítica respecto de los servicios que se prestan, de que hay una desconfianza de la gente, no solo (respecto) del mundo privado sino que también del mundo público; que en el sector privado hay buenas y virtuosas prácticas, así como hay malas prácticas, lo mismo en el sector público, y hacernos cargo de esa situación es algo tan importante como la prestación del negocio, le da sustentabilidad al servicio, y considerar a la opinión pública, no solo a los ciudadanos, y a los clientes, porque nosotros queremos hacer un quiebre significativo respecto al modelo de negocios de esta compañía: un quiebre positivo y sostenible financieramente.

Boom renovable

“Nosotros necesitamos energía, y un 45% de la energía la autoproducimos, pero queremos llegar al 100%. ¿Cuál es nuestra meta? Generar nuestra propia energía y que nuestra flota de vehículos sean todos alimentados con generación de energía de nuestra propia fuente, con eso estamos haciendo no solo un aporte a los clientes, estamos haciendo un aporte a la ciudad, por eso es que nuestro plan estratégico se llama Santiago se merece un 7”, explica.

Y, en tal sentido, agrega que “hoy más de un 70% de la energía que compramos es energía renovable, cuando la meta del país en el 2030 es tener un 40%. Estamos totalmente comprometidos en eso, eso justifica un sector privado activo que introduce tecnología, gestiona eficientemente, hace inversiones y tiene proyección de futuro. En eso estamos comprometidos. En lo que hemos fallado, y lo reconozco con toda claridad, es en que no hemos sido capaces de explicar esto como debimos haberlo explicado”, enfatiza.

Financiamiento ilegal a la política

Aguas Andinas es una de las empresas que ha estado en el corazón de los casos de financiamiento ilegal a la política.

El asunto más mediático fue su rol en el pago de bonos a los ex máximos ejecutivos de Chilevisión, Mario Conca y Jaime de Aguirre, a pedido de la campaña de Sebastián Piñera, por servicios que nunca fueron prestados.

También estuvieron vinculados a pagos a la campaña de Frei y se reveló que, además, Aguas Andinas pagó $341 millones a entidades ligadas a la Alianza y Nueva Mayoría.

Este año el SII resolvió no presentar querella, una decisión polémica y cuestionada por la Fiscalía.

Pickering, cuya cercanía a Frei ha sido criticada, dice en la entrevista que la empresa cooperó voluntariamente, que aportó todos los antecedentes y, además, ha implementado una serie de reformas a su gobierno corporativo que la pondrá entre los líderes mundiales.

Para ver la entrevista completa, haga clic en la imagen de portada o entre directamente a El Mostrador TV.

Noticias Relacionadas

Multimedia

Videos

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)