Mercados

Entrevista en El Mostrador TV

El mea culpa de Nicola Cotugno, gerente general de Enel Chile

por Iván Weissman

7 agosto, 2017

A tres semanas del apagón que gatilló la mayor crisis de su carrera, el ejecutivo italiano sale a hacerse cargo y responde a todas las críticas que han transformado a la compañía en una de las más cuestionadas en los últimos años. Habla sobre los errores y lecciones de la tormenta que dejó a gran parte de la Región Metropolitana sin luz, admite que Enel tiene que hacerse cargo de que existe un malestar real en la sociedad chilena, que está cuestionando el rol de la empresa en general, pero defiende los logros de Enel de los últimos años y con cifras para respaldarlo. Y es enfático en afirmar que será el Gobierno el que al final decida qué nivel de servicio y tarifas se van a ofrecer y pagar en Chile. Cotugno también aborda los cuestionamientos acerca del rol de Enel en los escándalos de las platas políticas, rechaza acusaciones de que la matriz –que controla el Estado italiano– esté “vaciando” el negocio chileno, revela el estado actual de la relación con las AFP, a más de un año de que se cerrara la polémica reestructuración del holding, y se refiere al futuro del negocio de generación ante la irrupción de las energías renovables.

Compartir esta Noticia
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0

Nicola Cotugno cumplirá un año como gerente general de Enel Chile la próxima semana y será uno que no va a olvidar.

El ingeniero mecánico admite que el apagón que dejó a gran parte de la Región Metropolitana sin luz, hace tres semanas, ha sido la mayor crisis que ha debido enfrentar en su carrera.

En una extensa entrevista con El Mostrador TV, Cotugno hace un mea culpa y también sale a responder a todas las críticas que han transformado a la empresa en una de las más cuestionadas en los últimos años.

Los anteriores escándalos que enfrentó el gigante eléctrico fueron poco masivos. El mercado financiero protestó por sus operaciones de aumento de capital y la reestructuración de sus negocios en el continente, y el mundo político se sobresaltó cuando su ex presidente fue relacionado con los casos de platas políticas.

Pero ahora las cosas han sido muy distintas. Las dudas sobre su eficiencia se instalaron en el ADN de su servicio. Cotugno reconoce que no estaban preparados para una contingencia de la magnitud de la nevazón que colapsó la red tal como el terremoto de 2010.

El ejecutivo italiano habla sobre los errores y lecciones aprendidas. “Nos hemos enfrentado con un fenómeno meteorológico muy raro, cada 50 años, pero si esto es algo que está pasando en un marco de cambio climático, es algo que tenemos que tener en nuestro radar”, señala. Y añade que “si nos vamos a enfrentar a eventos extraordinarios, tenemos que hacer algunas reflexiones sobre qué necesitamos para enfrentarnos con eso, y ahí estamos poniendo todo nuestro enfoque para aprender lo que podemos, para fortalecerse con un correcto debate de responsabilidad de lo que se hubiese hecho o no se hubiese hecho, con acciones concretas para ser más resilientes a estos eventos, para salir más rápido y tener impactos menores”.

Confiesa que la experiencia ha sido dolorosa. “Nunca paramos de decir que esto nos costó mucho de forma emocional, nos generó un gran dolor entender que teníamos 300 mil clientes sin luz. Esto nos ha estresado positivamente, en intentar reaccionar lo más rápido que se pueda, pero, solo para darte un dato, tuvimos las fallas en un día de 60 días de operación normal, que es algo extraordinario con lo que nos hemos enfrentado, con capacidad en terreno importante, casi 10 veces lo que es la capacidad normal, y todavía no fue suficiente para reaccionar y apagar este ‘incendio'”, explica.

Malestar social y polémica por rol en escándalo de platas políticas

El gerente general de Enel Chile admite que la compañía tiene que hacerse cargo de que existe un malestar real en la sociedad chilena, que está cuestionando el rol de la empresa en general, pero defiende los logros de Enel de los últimos años y con cifras para respaldarlo.

“Estamos enfrentándonos a un tema específico en Chile. Si hablamos de la distribución, nosotros hacemos un negocio que es regulado, en un régimen de monopolio, porque la red es única, en una ciudad usted no puede poner cuatro tendidos que llegan a la misma casa, que sería una locura por la dimensión, entonces este monopolio natural que la empresa aprovecha se regula. Y, si hablamos de beneficios, esto está regulado por un regulador que averigua cuál es la situación de gastos e inversiones, de performance de la operación en términos de calidad, y también la tarifa del consumidor, que tiene que ser un monto proporcional. Entonces, antes que todo, no es Enel el que elige cuánto se tiene que pagar en nuestro país”, indica.

Cotugno también aborda los cuestionamientos acerca del rol de Enel en los escándalos de las platas políticas, rechaza acusaciones de que la matriz –que controla el Estado italiano– esté “vaciando” el negocio chileno. Y es enfático en afirmar que será el Gobierno el que al final decida qué nivel de servicio y tarifas se van a ofrecer y pagar en Chile.

“La regulación es muy transparente y los ciudadanos se pueden enterar de cómo se fijó un precio a otro y basado sobre hechos concretos, pero tomando el punto de las platas políticas, porque pasaron muchos años en que yo no estuve y no me puedo poner a adjudicar esto, pero te quiero responder con hechos concretos. Se habló de una subida de los ahorros que estaríamos haciendo, limitando inversiones en las compañías, y yo te doy solo un dato duro: que en los últimos años, en inversión en distribución, hemos gastado 360 millones de dólares, y esto ha sido una senda creciente en los últimos 3 años, y en los próximos 3 años vamos a poner un 20 o un 30 por ciento más. Esto ya estaba anticipado, no es por la crisis, y es porque estamos enfocados en mejorar la calidad del servicio y la infraestructura, como hemos hecho los últimos 3 años, porque, como te decía, la autopista de la energía la conocemos bien, tenemos el telecontrol, pero ahora la intención de Enel es cómo priorizar la innovación y también el fortalecimiento”, puntualiza.

El ejecutivo italiano plantea que es injusto juzgar a Enel Chile por los eventos este año y hace hincapié en que este año se han gastando 10 millones de dólares más que el 2016 en mantenimiento y que Chile tiene el mejor servicio de la región. “El tiempo de interrupción eran 240 minutos 3 años atrás; bajó a 200 minutos en 2016: 20% mejor. Este es un indicador de excelencia en el contexto Latam”, indica.

Reconoce que donde existen redes enterradas, completamente digitalizadas, con inversiones hechas, se puede llegar a 60 minutos, “pero acá estamos a 2, 3 horas, que tampoco es tan malo, y que está mejorando cada año, hay una senda positiva”.

Y sobre el rol de Estado italiano en las decisiones de Enel Chile, Cotugno explica que “el Estado italiano es el controlador del 23% de Enel, donde los inversores son los ciudadanos de Italia y de otros países. Está fragmentado en muchos pequeños inversores, así como también hay acá inversores chilenos, como los fondos de pensión o inversores norteamericanos que invierten en la compañía. La decisión operativa totalmente no, no pasa por el Estado italiano, se tiene en cuenta a todos los inversores”, dice.

En la entrevista completa, Cotugno revela el estado actual de la relación con las AFP, a más de un año de que se cerrara la polémica reestructuración del holding; asimismo, aborda la relación con el Gobierno y el futuro del negocio de generación ante la irrupción de las energías renovables.

Para ver la entrevista completa, haga clic en la imagen de la portada de la nota o entre directamente a El Mostrador TV.

Noticias Relacionadas

Multimedia

Videos