Mercados

Un abogado tributario pudo haber hallado el modo de parar el Brexit

por Bloomberg

17 marzo, 2017

Un abogado tributario pudo haber hallado el modo de parar el Brexit

Jaylon Maugham, de 45 añosm, ha surgido como una de las voces más potentes contra la inminente salida del Reino Unido de la UE. El año pasado recaudó 10.000 libras (US$12.160) con una campaña de crowdfunding para levantar un desafío legal al plan de la primera ministra Theresa May de iniciar el proceso formal del Brexit, el preaviso del artículo 50, sin antes realizar una votación en el Parlamento.

Compartir esta Noticia
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0

Jolyon Maugham se apresura por las calles del oeste de Londres camino a una reunión sobre la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea. Mientras esquiva a los turistas que vagabundean por la zona y evita los taxis negros, Maugham discute sobre el Brexit.

"Es un argumento terrible y voy a demolerlo en un blog después", dice, cuando le sugieren que su última acción legal en Dublín podría ser contraproducente. A continuación explica, en tres etapas. exactamente por qué el punto es tan terrible. "Si no te gusta la respuesta, no hagas la pregunta", se encoge de hombros.

Maugham, un destacado abogado tributario, ha surgido como una de las voces más potentes contra la inminente salida del Reino Unido de la UE. El año pasado recaudó 10.000 libras (US$12.160) con una campaña de crowdfunding para un desafío legal al plan de la primera ministra Theresa May de iniciar el proceso formal del Brexit, el preaviso del artículo 50, sin antes realizar una votación en el Parlamento.

Esa campaña se convirtió en People’s Challenge, uno de los grupos que apoyan a Gina Miller en una causa que llegó hasta la Corte Suprema –y se ganó–. May todavía planea desencadenar el artículo 50 tan pronto como este mes, después de que una votación en el Parlamento la favoreció a comienzos de esta semana.

Ahora Maugham ha presentado una nueva demanda legal en Dublín, y desea que se remita al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en Luxemburgo. Busca un fallo para que el preaviso del artículo 50 puede ser revocado si un miembro de la UE cambia de opinión sobre su salida. Una audiencia inicial está prevista ya para junio.

Cabe destacar que el Artículo 50 establece un plazo fatal de dos años para negociar los términos de la salida de la Unión Europea.

Error terrible

"Creo que hemos cometido un error terrible", dice unos días después, durante una cena en un restaurante indio de Westminster. "Si el electorado llega a pensar que ha cometido un error terrible, debería tener el derecho a dar marcha atrás".

Maugham, de 45 años y cabello canoso, luce modernos anteojos de montura negra y porta una mochila de cuero que, combinada con su travieso sentido del humor, puede dar la impresión de un estudiante en un club extraescolar de debates.

Después de la cena tendrá que hablar con un grupo político de izquierda, The Young Fabians, en un edificio gubernamental cercano. Maugham se permite una sola cerveza con su aperitivo de pulpo al curry.

El trabajo formal de este abogado tributario consiste en ayudar a la clientela, en su mayoría personas adineradas o empresas, en sus disputas legales contra el gobierno. Pero por estos días, sus verdaderas ambiciones están en otro lugar, específicamente un edificio a unos cientos de metros de distancia en Parliament Square.

"Si quieres moldear la sociedad en la que vives, al final tienes que estar en el Parlamento", dice. "Ahí es donde quiero estar".

Próspero

Los especialistas en impuestos están entre los abogados mejor pagados de Londres, y Maugham se describe a sí mismo como "un profesional próspero de clase media".

Dice que ser un abogado en un campo polémico que requiere una piel gruesa, útil para cualquier persona dispuesta a hablar sobre el tema del Brexit.

Al decir abiertamente que el Brexit será un desastre, Maugham se está posicionando contra la mayoría de los votantes del referéndum de junio de 2016, un lugar ocupado por pocos funcionarios. Theresa May continúa presionando por el llamado Brexit duro. Los laboristas hicieron una campaña ineficaz para mantener al Reino Unido en la UE y se han mostrado indecisos sobre el tema desde entonces. Aunque en un tiempo apoyó al Partido Laborista, Maugham ahora cuestiona el futuro de la agrupación.

En el evento de Young Fabians en Portcullis House, Maugham se sienta a la cabeza de una larga mesa. Es una audiencia amistosa de unos 15 jóvenes que son, como él, izquierdistas, políticamente activos y pro europeos. El edificio también alberga las oficinas de los diputados británicos y el personal. Afuera, dos policías armados están de pie junto a un cuadro de la reina Isabel II.

Uno de los fabians pregunta, educadamente, si la demanda de Dublín es una cuestión puramente hipotética, ya que no hay muchas pruebas de que el Reino Unido vaya a apartarse de su decisión.

"El mundo ha cambiado mucho desde junio de 2016", responde Maugham. "Los tiempos son muy, muy inciertos. Todavía no sabemos lo que eso significa. Es audaz asumir que la actual situación no tendría ningún impacto en las percepciones de la gente sobre la conveniencia del Brexit".

Compartir esta Noticia

Noticias Relacionadas

Multimedia

Videos