Criopreservación de óvulos y espermios: Todo lo que hay que saber para resguardar la fertilidad o para ser o usar un donante - El Mostrador
SUSCRÍBASE

Braga

Bancos de óvulos y esperma

Criopreservación de óvulos y espermios: Todo lo que hay que saber para resguardar la fertilidad o para ser o usar un donante

por Deborah Sepúlveda Pozo

15 enero, 2018

Criopreservación de óvulos y espermios: Todo lo que hay que saber para resguardar la fertilidad o para ser o usar un donante

La postergación de la maternidad, agresivos tratamiento médicos contra el cáncer, endometriosis, entre otras muchas razones, son las que toman las personas tanto para la preservación intacta de óvulos y espermatozoides que abren la posibilidad de llegar a la maternidad y paternidad sin mayor dificultad y también les da esperanza a quienes necesitan una donación para reproducción asistida.

Compartir esta Noticia
  • 0
  • 0
  • 0
<

Diversos son los motivos para utilizar las facilidades y seguridad que entregan los bancos de espermatozoides y óvulos que se han ido instalando en Chile. Razones como la postergación de la maternidad, tratamientos oncológicos, preservación de la fertilidad tanto masculina como femenina, entre otros, son los que abundan para decidirse a ingresar a algún programa de reproducción asistida que facilite la posibilidad para ser madres y padres.

Aproximadamente fue en 2006 cuando llegó la técnica de vitrificación a nuestro país, procedimiento que consiste en la extracción y congelamiento para su posterior uso propio o donación. De hecho, actualmente abundan más bancos de óvulos que de semen en Chile, lo que es, según expuso Carlos Troncoso, Director de la Clínica IVI y presidente el 2017 de la Sociedad Chilena de Reproducción Asistida, es más complicado por temas de logística y administración, por ello acceden a utilizar bancos extranjeros.

Además, el director aseguró que “el óvulo es una célula muy compleja, es una célula grande. Que no tolera muy bien todos los procesos de traslado”, es por ello que se opta por bancos de óvulos nacionales en vez de los de exportación.

Otro dato no menor es que según director médico del Centro de Estudios Reproductivo (CER), Dr. David Vantman, existen más mujeres donadoras de óvulos que hombres donando sus espermatozoides, por razones altruistas. "Muchas de las donantes son mujeres jóvenes que han conocido una experiencia de un familiar cercano al que le ha costado embarazarse y lo hacen conmovidas por la experiencia".

Banco de óvulos: para quienes postergan la maternidad u ovodonación

En un banco de óvulos, “podemos hablar tanto de óvulos propios, que una mujer guarde para preservar fertilidad, o pacientes con cáncer y los óvulos donados”, relató Francisca Jeria, directora de fertilización en vitro de SGFertility.

Desde la Clínica IVI, especialistas en criopreservación de óvulos y semen, explican que las mujeres que deciden realizar una ovodonación fluctúan en promedio de edad desde los 20 a 25 años.

También es importante para quienes quieren resguardar la maternidad. Hoy el 25% de las chilenas se embarazan después de los 35 años, porcentaje cuatro veces mayor que hace cuarenta años. Y a esta edad empieza a caer de manera muy abrupta la posibilidad de embarazarse, ya que si a los 30 años la posibilidad es del 70%, a los 35 cae a 55%, a los 40 años a 5% y a los 45 años a 3%, explican los especialistas.

Tanto en el caso de  criopreservación para el uso propio de los óvulos como para proceder a donación, la persona deberá someterse a diversos exámenes para determinar genética familiar, enfermedades presentes en la mujer y test psicológicos para determinar patologías psiquiátricas.

Respecto a la salud, Carlos Troncoso expone que la paciente debe estar “en lo posible normal en el peso, a lo más con sobrepaso, pero no en obesidad. Porque cuando hay obesidad se disparan todos los factores de riesgos, se multiplican un par de veces”.

Al determinar la salud de la paciente, comienza el tratamiento de alteración ovárica. “Es un procedimiento bastante seguro. Con esto la idea es buscar una respuesta lo más amigable posible”, a lo que se procede posteriormente a la extracción de 8 a 12 óvulos.

Pero además el profesional agrega que “si es una estimulación es muy agresiva, se puede presentar un cuadro de hiper estimulación ovárica, que consiste en una respuesta exagerada de los ovarios a los medicamentos, como la inflamación secundaria de estos”. De no tratarse responsablemente, podría suceder un cuadro de malestar médico que eventualmente puede ser grave.

Si bien estos casos prácticamente están erradicados, también está la posibilidad de presentar hemorragias u infecciones, pero ocurre dentro de lo teórico más de lo que sucede en la realidad. De todos modos se le informa a la paciente.

Fuera de esos pocos casos, no existen mayores riesgos en esta práctica de criopreservación. Además, la extracción del óvulo es totalmente indolora. Luego de este procedimiento se determinará la calidad de la muestra, utilizando el proceso de congelación y posterior descongelación para saber si permanecen intactos tal como el día de extracción.

Para quienes deseen preservar sus óvulos para un futuro, deberán pagar mantención anual del tratamiento, donde los precios fluctúan desde $1.500.000 pesos a $2.100.000 aproximadamente.

En SGFertility, se le llama causa Social, que es para “una mujer que no quiere ser madre en este minuto, por cosas personales: no tiene pareja, o porque se enfoca en trabajar, estudiar o viajar, pero que sí tiene las ganas de ser madre a futuro y la conciencia de que la edad es súper importante para la calidad de los óvulos, por lo que si uno posterga la maternidad en el futuro se puede encontrar con una condición de infertilidad”, comenta Francisca Jeria.

Posteriormente, cuando la mujer decida ser madre, deberá pasar al programa de Fertilización In Vitro, en donde tras una selección del donante de espermios se procede a implantar en el óvulo, y luego el embrión fecundado en la mujer.

“En IVI existe la política desde hace años de transferir un solo embrión”, pues  así corre menos riesgo de obtener un riesgoso embarazo gemelar, donde aumentan las  posibilidades de embarazo prematuro y aborto.

En el centro, aseguran tener una tasa de éxito de 60 a 70% en la inseminación. Aunque en general el pronóstico es bastante bueno. Y se recomienda realizar la recepción de óvulos para ser madres en lo posible antes de los 50, para que los riesgos de enfermedades tanto en la madre como en el hijo sean menores.

En el caso de acceder a la vitrificación sea por una razón altruista y para uso propio, el tratamiento es totalmente gratuito, dado que las donantes se han de meter a una gran cantidad de exámenes y cambios de hábitos para obtener unos óvulos sanos.

En Clínica IVI, la ovodonación tiene como compensación un pago de aproximadamente $700.000 pesos. En cuanto a la edad de las donantes, se requiere no traspasar los 30 años de edad, además de encontrarse muy sanas.

Eh SGFertility aseguran que este procedimiento es totalmente anónimo. Sin embargo, en esta clínica la receptora tiene la posibilidad de acceder a las características de la donante, para así escoger a su gusto si su hijo presentará similitudes a sus rasgos o no, pero aun así resguardando la identidad de la donante.

Aseguran que al asignarle a los pacientes una donante, sin tener la posibilidad de escogerlo, “genera mucha ansiedad en las pacientes, porque no es menor saber cuál va a ser la genética del hijo que vas a tener”. Por ello las clínicas están optando por esta modalidad.

El director de CER explica que cierta fantasía por como lucirán los hijos provenientes de una donación. "Las parejas buscan ciertas características de acuerdo a su interés, que en general es que se parezcan físicamente a los padres, pero es dificil cubrir todas las espectativas que se tienen por la historia genética de la muestra", sostiene.

“Uno siempre tiende a pensar que van a elegir a un donante rubio, ojos azules, pero no es así. Buscan características bastante promedios  y muchas veces similares a ellas”, comenta Carlos Troncoso.

Además, tanto SGFertility, como el Centro CER y Clínica IVI se encuentran a favor de la diversidad, por lo que mujeres solteras o mujeres con pareja del mismo sexo pueden acceder sin problemas a estos distintos tratamientos de reproducción.

De acuerdo al Dr. Vantman, las parejas de lesbianas están cada vez más accediendo a ser madres de esta manera.

En caso de parejas gays, SGFertility también da la posibilidad de derivarlos a los centros en Estados Unidos, pues para acceder a estos tratamientos deben contar con la subrogación de vientre, cosa que no está permitido ni regulado en Chile.

Banco de semen: preservando la fertilidad masculina

Los bancos de espermatozoides no solo existen para la donación de este, sino que también existen programas que buscan preservar la fertilidad masculina, o sea, un semen sano  y preservado tal y como el día de extracción.

En Clínica IVI existe un banco de semen, pero solo dedicado a pacientes que desean preservar una muestra para futuros embarazos, pues tanto la calidad del semen y de los óvulos van decayendo con los años.

En esta clínica, la criopreservación de espermatozoides cuesta alrededor de $104.000, lo que incluye un año de mantención.

En el caso de donación de semen, los donantes también reciben algún tipo de retribución económica. Carlos Troncoso comenta que en Europa esto ronda  los 40 euros por muestra realizada, por lo que sigue siendo el altruismo un alto motivo para realizar esta donación.

Al igual que las mujeres con la ovodonación, los donantes de semen deben someterse a rigurosas pruebas para determinar la calidad de la muestra. “No basta con ser joven y sano para patologías generales. Sino que además tiene que tener un semen de muy buena calidad. Pasar el proceso de congelación y descongelación, varios meses, recién después de eso se podrá ver si la persona puede ser donante”, relata el director de la clínica.

En Chile no abundan estos bancos de semen, ya que por temas de logística y administración es más fácil traer muestras extranjeras. SGFertility y Clínica IVI utilizan muestras traídas desde Cryobank California.

Por otro lado, en el centro CER, existe un banco en nuestro país desde hace cuatro años. "La diferencia con las otras muestras está en el origen de los gametos, que son de acá", explica el director médico, David Vantman.

En el centro, se rigen por los estándares internacionales en cuanto a la cantidad de veces que se usa una muestra, para evitar riesgos de consanguinidad, lo que ha ocurrido en algunos países donde se excede la cantidad de embarazos con un mismo donante.

La inseminación de un donante cuesta alrededor de 500 mil, pero no siempre se logra quedar embarazada a la primera. "Hay un costo emocional alto, como en cualquier tratamiento de fertilizacion. Las mujeres que se inseminan están ansiosas, asustadas, tienen ganas de cumplir un sueño que no siempre se hace realidad", dice el especialista.

Quienes requieran el semen donado, tienen la posibilidad de acceder a las características del donante, manteniendo la identidad secreta de la persona, a lo que posteriormente los receptores deben firman un acuerdo en que aceptan no indagar en el origen de la muestra implantada para así evitar demandas de paternidad, ya que en Chile todo niño tiene derecho a tener una madre y un padre.

Criopreservación y pacientes oncológicos

Otra utilización de estos bancos de espermios y de óvulos es a través de pacientes oncológicos, que previo al sometimiento de un agresivo tratamiento de quimioterapia o radioterapia, deciden congelar sus óvulos o espermios para evitar afectarlos durante el tratamiento. Muchas veces estas afecciones son permanentes.

“Tenemos colaboración con varios centros oncológicos, donde por ejemplo, a hombres que les diagnostican cáncer testicular, antes de someterse a cirugía o tratamientos complementarios, como lo son la quimioterapia o radioterapia, vienen a congelar sus espermios antes de seguir con el tratamiento”, comenta Troncoso.

Así mismo ocurre en el caso de la extracción de óvulos para cuidarlos de algún tratamiento agresivo.

En SGFertility, en el programa para pacientes oncológico los médicos no cobran honorarios para un mayor beneficio de los usuarios de este tratamiento.

De esta manera, estos centros de reproducción y fertilización le abren una esperanza a quienes deseen acceder a la paternidad y maternidad, independiente de su condición, ampliando sus posibilidades de realizar diversos tratamientos para hacer efectivo ese deseo.

Noticias Relacionadas
En portada
Más Destacadas

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)