Braga

Con Ropa

¿Quién es Rei Kawakubo y por qué podría ser la causa de que la lista de invitados a la gala MET 2017 sea más corta?

por El Mostrador Braga

1 mayo, 2017

¿Quién es Rei Kawakubo y por qué podría ser la causa de que la lista de invitados a la gala MET 2017 sea más corta?

Diseñadora, vanguardista, artista, mente y corazón tras la marca Comme des Garçons, que creó en 1969, hoy es la mujer a quien le dedican la inauguración de la nueva muestra textil del Metropolitan Museum of Art, a la que siempre asisten los principales famosos y que este año será un poco más íntima. ¿Anna Wintour habrá pensando en la personalidad tímida de la protagonista cuando sacó algunos nombres? Hay varias teorías.

Compartir esta Noticia
  • 0
  • 0
  • 0

Si hay una gala que reúne a la creme de la creme de la sociedad norteamericana y neoyorquina, es la que inaugura la muestra textil del MET (Museo de Arte Metropolitano) y en la que cada año se celebra a un Costume Institute distinto. Esta noche es el turno de la muestra Rei Kawakubo/Comme des Garçons: Art of the In-Between, que revisa el trabajo de esta diseñadora vanguardista y que deberá inspirar cada uno de los trajes que desfilen por la alfombra roja, que se despliega en la escalinata que llega directamente a la Quinta Avenida en Nueva York. Los comentados anfitriones de este año serán Katy Perry, Pharrel Williams, Gisele Bündchen y Tom Brady.

Rei Kawakubo es una de las diseñadoras más singulares del mundo, por lo que su nombre se ha transformado en uno de los más citados las últimas semanas. Directora creativa de Comme des Garçons, sus diseños no sólo gozan de una personalidad única, sino que han sabido romper con los patrones clásicos para inscribirse en el universo de las formas arquitectónicas y deconstruidas. Ruptura de reglas de la mano de esta japonesa que rasgaba, arrugaba o disponía los complementos de sus prendas, como los botones, de aparente forma improvisada. Con esta exposición, se homenajea su creatividad y su visión conceptual de la confección.

Nacida en Tokio en 1942, Kawakubo no estudió diseño, sino Filosofía y Letras en la Universidad de Keio en la capital japonesa. A pesar de eso, comenzó a trabajar para la empresa textil Asahi Kasei, que le sirvió para fundar su propia marca en 1966. En 1969, crea Comme des Garçons, consiguiendo su consagración como firma de éxito a partir de finales de la década de los 70. La muestra del MET, que estará abierta desde el 4 de mayo al 4 de septiembre para público general, mostrará 120 diseños de ropa femenina de Comme des Garçons desde 1981 hasta hoy.

Kawakubo es una mujer tímida, hermética y poco amiga de grandes alharacas. Apenas concede entrevistas y no frecuenta actos sociales. Quizás por ello, la lista de invitados, que en la última edición comenzó a menguar (se dejó en 610 personas), en esta ocasión va a ser aún más corta. Según The New York Post, se han rechazado decenas de solicitudes de ricos y poderosos para ser parte de esta exclusiva fiesta.

Tener una abultada cuenta corriente y estar dispuesto a desembolsar hasta 50.000 dólares (cerca de 46.000 euros) no siempre abre las puertas de la fiesta, que comenzó a celebrarse en 1946 y que desde 1995 controla Anna Wintour con mano de hierro, como todo lo que hace. En las últimas dos décadas, la editora de Vogue ha convertido el evento en la mayor concentración de famosos del mundo. Beyoncé, Rihanna, las Kardashian, Madonna o los Clooney son habituales, así como una legión de súpermodelos, diseñadores, financieros y aristócratas de todos los rincones del planeta.

Una de que ha salido de la lista de invitados, cuando su presencia ha sido habitual en esta alfombra roja en los últimos tiempos, es la top model Coco Rocha. El propio Post ha visto en esta exclusión la “mano negra” de Katy Perry, na de los anfitriones de la gala. Según el diario norteamericano, la cantante aún no ha digerido las críticas que Coco lanzó contra ella, cuando en una gala de los MTV Awards eligió un modelo animal-print, firmado por Emanuel Ungaro, idéntico al que había lucido la modelo canadiense meses antes, precisamente en una fiesta del Met. Aquello sucedió en 2013 y, si eso es cierto, Katy Perry esperó cuatro años para servirse su venganza en un plato muy frío.

Es que Anna Wintour maneja todo con su particular personalidad. Basta una opinión a destiempo o na indiscreción. Le pasó a la estilista Rachel Zoe, quien tras alardear de ser la más influyente durante una entrevista con The New York Times no ha vuelto a ser invitada. O a Tum Gunn, estrella del reality Project Runway, quien está vetado desde 2006 porque habló para un medio sobre los dos gorilas que guardan las espaldas a Wintour en los desfiles de moda.

“Conozco gente que en algún momento rechazó la invitación porque no cuadraba en su agenda o no se sentía cómoda con el leitmotiv de la gala. No volvieron a ser convocados”, explica una fuente al Post. Si rechazas una vez... te rechazan de por vida. Da igual su influencia, dinero o carisma. ¿Le irán a cerrar la puerta a Ivanka Trump por no asistir a esta edición de la gala por estar muy ocupada? Anna Wintour siempre tiene la última palabra.

Noticias Relacionadas
En portada
Más Destacadas