Braga

Nutrición

Nutricionistas alertan por dieta naturista ¿Es recomendable el ayuno?

por Macarena Nuñez

30 abril, 2017

Nutricionistas alertan por dieta naturista ¿Es recomendable el ayuno?

Existen múltiples dietas que prometen que el ayuno es sanador y que, prácticamente, tendría beneficios mágicos para quien lo práctica. Pero, ¿es esto real? El director nacional del Colegio de Nutricionistas, Paolo Castro, explica qué pros y contras podría traer seguir un ayuno.

Compartir esta Noticia
  • 0
  • 0
  • 0

A lo largo de los años, el ser humano ha evolucionado como un ser vivo omnívoro, según indican estudios científicos y antropológicos, puesto que tiene diseñada características dentales, intestinales y celulares, entre otras, que revelan esta condición. La alimentación, además de ser vital, tiene un rol social importante y se establecen relaciones entorno a esta.

Históricamente, el ayuno existe por diversas razones: culturales, espirituales, religiosas y por enfermedad, sólo por nombrar algunas. Sin ir muy lejos, los cristianos realizan ayuno en jornadas de reflexión y los judíos ayunan durante el Yom Kippur, una de sus celebraciones. A pesar de esto, aún falta evidencia para indicar esta práctica de forma generalizada, puesto que la información científica al respecto no es concluyente.

Últimamente, con el boom de dietas naturistas, ha existido un aumento de especialistas que sostienen que realizar ayunos es recomendable sin importar edad o si se sufre de alguna condición especial o enfermedad. Sin ir muy lejos, el pasado jueves, el médico holístico Rodolfo Neira en el matinal de Canal 13, Bienvenidos, aseguró que el ayuno es beneficioso incluso en menores de 12 años.

El ayuno es lo contrario a la alimentación e implica dejar de comer por una cantidad horas o incluso días, lo que genera que se utilicen las reservas energéticas del cuerpo, específicamente la glucosa. El director nacional de Colegio de Nutricionistas, Paolo Castro, explica que después de 30 horas de ayuno, la fuente energética corresponde a reservas grasas a través de la oxidación de triglicéridos.

Diariamente, los seres humanos realizan un ayuno mientras duermen, de alrededor de ocho a nueve horas, sin traer problemas a la salud. A esto se debe el término de origen latino “des-ayuno”, que significa “lo inverso a ayunar”, porque cuando se ingiere la primera comida del día se está rompiendo el ayuno de la noche.

No existe acuerdo generalizado en la comunidad científica que entregue señales claras sobre si el ayuno debe ser recomendado a las personas o no. Incluso, dependiendo del tiempo en que se practica, se puede inducir al síndrome de realimentación, lo que implica un daño a la salud de la persona.

El ayuno está asociado a “la pérdida de masa muscular, reservas energéticas, entre otras”, comenta Castro y agrega que estas situaciones son frecuentes en pacientes que, por razones de salud, se privan de la ingesta de alimentos parcial o totalmente. Un ayuno prolongado incluso podría provocar la muerte. En México, en diciembre del 2016, los medios locales informaron la muerte de una mujer que llevaba 15 días de ayuno religioso.

Por otra parte, existen estudios que indican que realizar ayunos intermitentes de uno a siete días produciría efectos similares a la restricción de calorías con el fin de reducir grasa corporal. Otras investigaciones sobre las consecuencias del ayuno sostienen que podría ser beneficioso para la salud y que, por ejemplo, ayudaría a tener menor prevalencia a enfermedades coronarias y a diabetes, pero los mismos autores advierten que es necesaria profundizar estas indagaciones para poder recomendarlo.

Si se analiza las guías de alimentación a nivel mundial para población sana y las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), no hay muestras que señalen que la recomendación de ayuno intermitente o prolongado para población sana como una práctica aconsejable de salud, esto indica que tampoco es aconsejable para niños ni personas de la tercera edad.

Noticias Relacionadas
En portada
Más Destacadas