Braga

Yo Opino

Faldas y vestidos globo: ¿es una moda para todas?

por Daniela Bozza

17 abril, 2017

Faldas y vestidos globo: ¿es una moda para todas?

Compartir esta Noticia
  • 0
  • 0
  • 0

Siempre he sentido y he creído que lo más importante a la hora de vestir, no es lo que se lleva puesto, sino el cómo lo llevamos. Y que más allá de toda moda, lo único que siempre prevalece y nos identifica como seres únicos e individuales que somos, es el estilo, el estilo al caminar, al escribir, al hablar, al cocinar, al comunicar , al amar, al darse, al mostrarse, al atreverse, al vestirse. Todo eso que, en perfecta armonía, crea eso que llamamos sello.

Muchas veces nuestro sello no está en el vestir y me maravilla tanto como alguien con mucho estilo. Y es que el sello es algo indisoluble en el tiempo, la moda pasa, y se repasa, el sello queda, se recuerda, se mantiene en la memoria colectiva. Es cosa de mirar la historia muuuy brevemente y nos encontraremos con Mata Hari, Marilyn Monroe , Audrey Hepburn, Lady Gaga, Jackie kennedy , Iris Apfel,  Cocó Chanel y  podría seguir.

Muchas veces no nos atrevemos a usar alguna prenda, por el color o porque creemos que ciertos cortes no nos vienen; porque soy muy bajita, porque tengo la espalda ancha, porque mis muslos, porque mis caderas,  mis brazos , mis busto, mi cintura, etc. Pero no hacemos la prueba, sólo nos convencemos de que es así porque alguien lo dijo.

A mí me gustaría dejar una invitación  a descubrirnos, a mirarnos y a sincerarnos con nosotras mismas, pero sobre todo a atrevernos a ser lo que realmente queremos ser y llevar lo que realmente queremos llevar.

Lo primero que hay que hacer es desmitificar mitos. Y aquí el primero de todos. Las faldas y vestidos con pinzas, con tablones, englobados o recogidos a la cintura, como muchas llegan preguntando a mi tienda, lo pueden usar tanto las mujeres con caderas como sin ellas, porque precisamente eso que comúnmente llamamos “globo” hace que disimule tu medida de cadera. Nadie sabrá que bajo ese “repollo”, como malamente llaman algunas, pero que lo vamos a utilizar para que nos vayamos entendiendo, hay unas caderas anchas o la ausencia de ellas, porque toda la atención se fija en la cintura, acentuándola, y de verdad no es necesario que tengas una pequeña cintura.

Un claro ejemplo es Adele, quien en su etapa mas gordita acudía siempre a este recurso, que es un efecto óptico que resulta tanto para mujeres con cadera como para mujeres sin cadera. Créanme, se los digo yo, que desde hace 8 años en mi tienda, no sólo visto a mujeres, también las escucho, mujeres de todas las edades que dicen “ah nooo, a mí eso así “repolludo” no me viene, olvídate,  voy a parecer un globo”. Entonces las miro y les pregunto: “¿Te has probado un vestido así alguna vez?”. El 95% de las veces su respuesta es no. Y cuando se prueban el vestido, ellas mismas se sorprenden, porque claro, muchas  veces nos hacemos una idea y nos  convencemos de algo que escuchamos o leímos por ahí en distintas áreas de nuestra vida (me incluyo por supuesto), sin darnos la posibilidad de probar si es cierto ese mito o esa historia que repetimos convencidas, como una gran fe que no se puede abolir.

Así que chicas, lo primero que debemos hacer para comenzar es a desmitificar cualquier credo, no sólo en cuanto a “reglas” de “la industria de la moda”, sino también aplicarlo en cada episodio de nuestra vida. Atrevámonos a generar el cambio, a usar eso que siempre creímos que a nosotros no nos quedaría bien o no nos vendría, para después hablar con propiedad  y así irnos definiendo, pero a través de nuestra propia experiencia, no la de otros.

Seguiremos desmitificando mitos y me encantaría que si hacen la prueba con la falda globo me cuenten cómo les va.

Compartir esta Noticia

Noticias Relacionadas
En portada
Más Destacadas